Juan Bosch: Ideólogo, fundador y constructor del PLD como fuerza política

Por Víctor Manuel Peña jueves 6 de agosto, 2020

El 18 de Noviembre de 1973 el Prof. Juan Bosch salió del PRD y anunció la formación de un nuevo partido que tendrá la misión de concluir la obra redentora iniciada por Juan Pablo Duarte con la fundación de la República en 1844.

De manera categórica dijo que no podía seguir militando en el PRD porque este partido había cumplido su misión histórica y porque gran parte de la dirigencia de ese partido, encabezada por Peña Gómez, creía ciegamente en los liberales de Washington.

La salida del Prof. Juan Bosch del PRD implicó una ruptura total y definitiva con el doctor Peña Gómez.

El nuevo partido anunciado por Juan Bosch tendría el nombre de Partido de la Liberación Dominicana.

Cuando Juan Bosch decidió fundar el PLD tenía 64 años de edad.

La decisión de Juan Bosch de crear el PLD fue una verdadera osadía, y una hazaña al mismo tiempo, por las muy delicadas y complejas consecuencias que implicaba la decisión en sí a esa edad de su vida.

El líder estuvo siempre muy consciente de ello y nada ni nadie podía incidir para variar la decisión tomada.

Juan Bosch sabía muy bien que con la fundación del PLD estaba haciendo un tremendo aporte al desarrollo democrático y político de la República Dominicana

Con el Congreso constitutivo Juan Pablo Duarte, celebrado el 15 de Diciembre de 1973, quedaba formalmente constituido el PLD.

¿Por qué Juan Bosch asumió en ese momento la estrategia de liberación nacional?

En el decenio del 70, y también en los 60, tenían mucha vigencia los movimientos de liberación nacional en el Tercer Mundo que buscaban crear sociedades independientes y libres para romper así con siglos de dependencia, de colonialismo y hasta de neocolonialismo.

Por eso el Prof. Juan Bosch que había dicho y planteado públicamente que la misión fundamental del PLD era concluir la obra de liberación iniciada por Juan Pablo Duarte en 1844 abrazó, apoyó y defendió los movimientos de liberación nacional que se desarrollaban en el mundo comenzado por Vietnam y su líder histórico Ho Chi Minh.

Pero también en la conciencia histórica y política del Prof. Juan Bosch estuvo siempre muy presente la tragedia del golpe de Estado a su gobierno el 25 de Septiembre de 1963: Ese golpe de Estado no hubiese sido posible si Estados Unidos no lo hubiera encabezado

Y ese golpe fue una expresión y una consecuencia de las cadenas de la dependencia y del coloniaje que yugulan la vida y bloquean el desarrollo de las naciones pobres del Tercer Mundo.

En determinados momentos Juan Bosch dijo que era partidario del marxismo como método de análisis de la historia y de los procesos sociales. Y así se identificó con el método del materialismo histórico, asumiendo el concepto de lucha de clases como factor clave de la dinámica social e histórica.

Composición Social Dominicana, De Cristóbal Colón a Fidel Castro -el Caribe frontera imperial-, y el Pentagonismo sustituto del imperialismo son libros de Juan Bosch en los que queda evidenciado no solo el estilo del Profesor sino también su visión crítica de la historia.

Fidel Castro Ruz representaba para Juan Bosch el inicio del fin de la dominación imperialista en el Caribe y en América.

Juan Bosch nunca estuvo de acuerdo con que los imperios dirigieran la vida de las naciones pobres y subdesarrolladas.

Pero el inicio de la globalización a principios de los 80 modificó el contexto y los parámetros de la estrategia de liberación nacional en el mundo.

En esto incidió poderosamente también el fin de la Guerra Fría y el derrumbe de la Unión Soviética en el lapso 1990-91.

Bien, Juan Bosch agotó como ideólogo, líder y guía las etapas de fundación, crecimiento y desarrollo del PLD de 1973 a 1990.

Las estructuras orgánicas – círculos de estudio, comités de base,  núcleos de trabajo, direcciones medias,  Comité Central y Comité Político- y de funcionamiento del PLD estaban establecidas en todo el país.

El PLD creció y se desarrolló en base al voto orgánico, no individual, y el método filosófico de lo particular a lo general y viceversa.

Aunque siempre tuvo el concepto de que las elecciones eran verdaderos mataderos electorales, el PLD participó en las elecciones de 1978, en las de 1982 y en las de 1986.

Ya en 1990 el PLD era una fuerza política establecida en el país que rompió con el bipartidismo en las elecciones celebradas en ese año.

Es indudable que en 1990 Juan Bosch, candidato presidencial del PLD, ganó las elecciones, pero quien cobró fue Balaguer, producto del fraude electoral colosal que éste patrocinó en la madrugada del 16 al 17 con el consabido apoyo del gobierno de Estados Unidos presidido por George H. W. Bush padre.

Hay que reconocer que hubo una franja del PRD que votó por Juan Bosch para evitar que Balaguer siguiera en el poder.  También hay que reconocer que Juan Bosch no ganó más ampliamente esas elecciones porque siempre se negó a pactar con Jacobo Majluta.

¿Qué le impidió a Juan Bosch pactar con Jacobo Majluta? La condición permanente e indisoluble de hombre moral que siempre tuvo el Prof. Juan Bosch.

En medio de la crisis política generada por el fraude electoral perpetrado por Balaguer, el PLD adoptó la consigna de “que se vaya ya”.

En medio de la crisis pos-electoral hubo una parte del liderazgo nacional del país que se transó con Balaguer, entre ellos Peña Gómez.

Peña Gómez llegó a decir en medio de la crisis política que Balaguer había ganado las elecciones porque “había trabajado más y mejor”.

¿Qué quería lograr Peña Gómez con esa posición política? Que Balaguer presionara a la Junta Central Electoral para que ésta le diera o le devolviera a Peña Gómez el control del PRD.

Hay que recordar que Peña Gómez y Jacobo Majluta habían acordado, tras el desastre de su convención celebrada en el Hotel Concorde – hoy Hotel Dominican Fiesta- inhabilitar o cerrar el PRD para las elecciones de 1990, y que Majluta iría a esas elecciones como candidato presidencial por el PRI y Peña Gómez haría lo propio pero por el lado del Bloque Institucional Social Demócrata.

Pasadas las elecciones, Peña Gómez logró su objetivo y volvió a ser el líder máximo del PRD: la misma “medicina” que Balaguer le aplicó a Juan Bosch en el 90, se le aplicó a Peña Gómez en las muy controvertidas elecciones presidenciales de 1994!

En 1995 Juan Bosch cede la presidencia ejecutiva por los evidentes problemas de salud que ya tenía, y pasa a ser Presidente Ad Vitam. Hasta el 2001 el PLD tuvo una dirección política colegiada.

A partir de 2001 Leonel Fernández fue escogido en el Congreso de ese año para ejercer la presidencia ejecutiva del PLD.

Por su brillante y trascendente papel en la vida de la República Dominicana, Juan Bosch, inmenso e inagotable, figurará siempre como un prócer en los anales de la historia nacional.

Cuando sea declarado y proclamado prócer de la República por el Congreso Nacional, estoy seguro que sus restos serán trasladados y depositados en el Panteón Nacional.

Loor a Juan Bosch siempre!

 

POR: DR. VÍCTOR MANUEL PEÑA

*El autor es economista y abogado

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar