Jóvenes concluyen que la paz mundial solo es posible si hay perdón e igualdad

Por Ramon Raposo sábado 7 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, BOGOTÁ.-La cumbre One Young World (OYW), que reunió a más de mil líderes en Bogotá, concluyó hoy con el mensaje de que solo habrá una verdadera paz en el mundo si existe reconciliación, inclusión, respeto por la diversidad, igualdad de oportunidades y cuidado del planeta.


Durante los cuatro días del encuentro de jóvenes más importante del orbe, que por primera vez se realizó en Latinoamérica, los asistentes debatieron sobre educación, paz y conflicto, desarrollo sostenible, derechos humanos, liderazgo, gobierno y negocios globales.

En el cierre de la cumbre, el premio Nobel de Paz 2001 y ex secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Kofi Annan, alentó a los jóvenes a “poner toda su energía al servicio de la reconciliación y la paz” porque la sana convivencia “es un camino del que deben apropiarse, perseguir y construir”.

En su discurso, Annan reflexionó que la solución a los conflictos “tiene que ser política, no militar”, y requiere “confianza para que avancen los procesos”.

Durante el encuentro en Bogotá, del que hicieron parte la cofundadora del OYW, Kate Robertson; los nobeles de Paz 2011, Tawakkol Karman, y 2006, Muhammad Yunus, y el músico y activista irlandés Bob Geldof, entre otros, se enfatizó en que el acceso desigual al poder político y a las oportunidades económicas es una de las principales causas de los enfrentamientos.

La globalización, dijeron los expertos convocados, ha creado una riqueza sin precedentes en muchos países pero también ha generado un retroceso porque la brecha entre ricos y pobres es cada vez más grande.

Además, en las discusiones se planteó que la polarización en la sociedad va en aumento mientras que la confianza en las instituciones y los gobiernos se erosiona.

Otro tema relevante en el OYW fue el respeto hacia la comunidad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, que se trató en el panel “LGTB+, ¿están mejorando las cosas?”.

En la charla, el consejero internacional y jefe de la Oficina de Operaciones de la Fundación Thomas Reuters, Antonio Zappulla, resaltó que “los derechos humanos son universales, sin importar quién eres, qué piensas y a quién amas”.

El director de cine británico Stephen Daldry, reconocido por la película “Billy Elliot”, con la cual estuvo nominado al premio Óscar en 2000, también alzó su voz para decir que el cambio para lograr la aceptación y el respeto hacia todas las condiciones sexuales “es posible, pero hay que involucrarse”.

Los líderes juveniles que visitaron esta semana Bogotá se mostraron igualmente interesados en la inclusión, al tiempo que se declararon preocupados por los discursos violentos que proliferan en algunas redes sociales y fomentan las agresiones basadas en el color de la piel.

Como ejemplo se analizó lo ocurrido en Charlottesville (EE.UU.), en donde el pasado 12 de agosto un supremacista blanco embistió a una multitud que protestaba contra el racismo.

Al respecto, el activista del movimiento “Las vidas negras importan”, DeRay McKensson, comentó que la solución a la problemática no es suprimir las conversaciones racistas sino combatirlas “con más discursos”.

Por su parte, la vicepresidenta del departamento de Apple para la inclusión y la diversidad, Denise Young, manifestó que “es importante entender qué está detrás de estas disertaciones porque lo que generalmente hay allí es miedo a que las minorías tengan las mismas oportunidades que los demás”.

La preservación del planeta estuvo asimismo en la agenda de los jóvenes que escucharon los comentarios de la cantante Cher, quien lidera una campaña para liberar a los animales en cautiverio o transferirlos a zoológicos mejor equipados.

En ese sentido y a modo de conclusión del evento, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró hoy que la reconciliación es un asunto que se refiere tanto al entendimiento entre las personas como al respeto de estas por el planeta.

“Para lograr la paz, los líderes deben promover la reconciliación no solo entre la gente sino también con la naturaleza”, dijo el jefe de Estado.

Al agradecer la asistencia al OYW, Santos recomendó a los participantes ser siempre audaces y pensar en grande, ya que “solo con perseverancia se puede lograr cualquier cosa”, más en la coyuntura actual en donde “liderazgo y compasión es lo que necesita el mundo”.

El One Young World tuvo lugar por primera vez en Londres en 2010 y posteriormente se realizó en Zúrich (Suiza), Pittsburgh (EE.UU.), Johannesburgo, Dublín, Bangkok y Ottawa. EFE

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar