Joven hondureño decapita a su madre porque “tuvo ganas”

Por Associated Press Miércoles 8 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Un joven hondureño acusado de decapitar a su madre les dijo a las autoridades que la acuchilló varias veces "porque tuvo ganas", según documentos judiciales recién difundidos.

El muchacho le dijo a quien le atendió la llamada en el número de emergencias 911 que le clavó el cuchillo a su madre en ocho ocasiones y se lo dejó en la boca, de acuerdo con una copia de la orden de allanamiento presentada el martes en la tarde ante el secretario del tribunal.

Cuando la persona del centro de emergencias le preguntó por qué había matado a su mamá, el joven respondió "porque tuve ganas", según los documentos. El telefonista también le preguntó al chico si había verificado si su madre respiraba todavía pero contestó: "Está muerta".

El joven también señaló que su hermana de 4 años y su hermano de 2 se encontraban en la casa en la localidad de Zebulon, a unos 48 kilómetros (30 millas) al este de Raleigh, y que su papá estaba en otra parte.

Las autoridades dijeron que los menores no sufrieron daño y otro hermano adolescente se encontraba en la escuela.

El primer agente que llegó al lugar vio al joven cuando salía de la casa "con un cuchillo en una mano y una cabeza humana decapitada en la otra", de acuerdo con los documentos.

Los agentes investigadores recogieron en el jardín delantero un cuchillo de cocina grande y ensangrentado, así como la cabeza de la madre.

Se desconoce el nombre correcto del joven. En expedientes judiciales locales aparece como Oliver Funes Machada y en expedientes federales como Oliver Funes Machado.

La madre se llamaba Yesenia Beatriz Fúnez Machado, de 35 años, según información del otro hijo de 14 años, dijeron las autoridades policiales.

El joven es hondureño y se encuentra sin permiso en Estados Unidos, dijo Bryan Cox, portavoz del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas.

El muchacho fue acusado el lunes de homicidio premeditado, según la orden de arresto. Los agentes encontraron el cadáver de la madre entre la cocina y la sala, y que dos hermanos menores también estaban en la casa, de acuerdo con la orden de arresto.

El fiscal federal Mike Waters dijo que las autoridades pretenden solicitar una evaluación mental del detenido, y que los evidentes problemas mentales del joven podrían retrasar semanas o meses que se determine cuáles fueron los motivos por los que mató a su madre.

El hondureño tomaba cuatro medicamentos para una afección psiquiátrica, de acuerdo con las diversas órdenes de allanamiento, pero no dan más detalles.

"Es un joven profundamente perturbado", dijo el martes su defensor público, C. Boyd Stugers III, después de que conversara con él en la cárcel.

El hondureño iba a ser transferido a una prisión en Releigh, y su próxima comparecencia está programada para el martes próximo, señaló Water.

Un vecino, Randy Mullins, salió de su casa minutos después de la llegada del primer agente y afirmó haber visto la cabeza de la mujer tirada en el jardín delantero. Señaló que la familia vivía en esa casa más o menos desde junio de 2016 y que sus integrantes le parecían agradables, aunque no los conocía bien.

"No podía creerlo. Esas cosas no ocurren", declaró Mullins, de 59 años, quien vive en el vecindario desde hace 25 años. "Uno no puede creer que alguien cometa algo así. Se escucha que ese tipo de cosas pasan, pero nunca en la casa de enfrente de la de uno".