José Sanlatte: inmemorial

Por Ismael Batista miércoles 15 de abril, 2020

De caminar parsimono a tono con su anatomía; de rostro afable, amistoso bondadoso. Dedico toda una vida a la docencia en el sistema educativo dominicano.

A José Santatte, lo conocí breve tiempo después de mi regreso a Barahona en verano de 1986 y, en seguida empatizamos una entrañable e indisoluble amistad y compañerismo que permaneció hasta sus últimos días.

Hombre socialmente humilde, pero honesto; capaz, inteligente y visionario. Se distinguió por ser incansable luchador, lejos de la ambición personal de los politiqueros, por los mejores intereses de su ciudad natal y país.

Adornado de cualidades pocos comunes, se erigió en figura de principalía en la construcción y desarrollo del Partido de la Liberación Dominicana en la provincia de Barahona. Siempre estaba al frente de la dinámica del proceso.

No solo era un hombre de trabajo de campo en el quehacer político, sino que también, del cerebro de este eminente barahonero surgieron las mejores propuestas de carácter concertante en el calor de los debates ideológico en el seno de la organización. Realmente se convirtió en un compañero respetado y querido por todos.

En aquellos tiempos las propuestas para elegir miembros a los estamentos dirigenciales del partido, emanan de la base de la organización. En ese ambiente organizativo el profesor José Sanlatte es electo a la dirección provincial del Partido de la Liberación Dominicana en la provincia.

Merecida oportunidad que aprovechó para poner en evidencia sus dotes de preclaro dirigente. Las mas atinadas ideas y sugerencias estratégicas de acción a implementar en las lides políticas locales surgieron del cerebro de eminente ciudadano.

Una década después, el PLD. alcanza la dirección del Estado. Una oportunidad para un hombre honesto e integro poner en práctica desde la administración pública las enseñanzas de Juan Bosch.

En efecto, compartimos la Dirección Provincial de Salud. Quien escribe director y Sanlatte administrador.

Acorde con sus funciones, distribuye y entrega los cheques (era la forma de pagar sueldos) a todo el personal provincial, incluyendo médicos.

Días después del pago correspondiente al mes, medica pasante se dirige a la oficina a reclamar que todo el personal de la Unidad de Atención primaria (UNAP) de La Lanza, sección del municipio de Polo, había recibido el pago correspondiente al mes, menos ella. Voy a investigar- le conteste-.

Le explico lo sucedido administrador y me contesta que ha investigado y buscado el cheque de la Dra. por todas partes sin dar con él. Me prometió investigar más profundo

Su investigación concluyó en la Contraloría General de la República, donde le suministraron los datos de quien había canjeado el cheque sustraído. El caso fue transferido a la justicia penal.

Finalmente, José Sanlatte me manifestó: tú no me lo expresaste nunca, pero yo sabía que tu tenía dudas de mí. Yo estaba seguro de mi honestidad. De todas maneras, quise dejar claro este episodio de mi vida.

 

Por Ismael Batista

Comenta