José Antonio Arias, un medallista que da clases de lucha a niños de manera gratuita

Por El Nuevo Diario miércoles 12 de septiembre, 2018

JAVIER FLORES

SANTO DOMINGO.- Tiempo después de que el luchador olímpico José Antonio Arias, de 33 años, ganara bronce en los Centroamericanos y del Caribe, el medallista saca tiempo entre sus largas rutinas de ejercicios y prácticas para dar clases de esa disciplina, junto a su esposa, a niños y jóvenes de escasos recursos entre los 7-19 años de edad.

Nacido y criado en Los Mina, Arias aún se mantienen residiendo allí y en ese lugar donde da las clases de lucha en el Centro Deportivo y Cultural de la comunidad, donde las condiciones muchas veces le dificultan el trabajo.

“Cuando llueve es difícil, porque como al local no tener un buen sistema de acueducto, se inunda y al  solo tener una ventana, el agua se nos vive metiendo. Uno se la pasa martillando, pero las condiciones son deplorables para practicar lucha en ese lugar”, exclamó.

José Antonio, además, espera que tanto el Ministerio de Deportes como el Ayuntamiento de Santo Domingo Este puedan hacer algo por el lugar, para poder seguir impartiendo esas clases, las cuales son completamente gratis.

“Yo no pido que remodelen todo, porque sé que es mucho dinero, solo quiero que nos ayuden aunque sea con el acondicionamiento, para así no tener que cancelar o empezar más tarde las prácticas cada vez que llueve”, expresó.

Arias y su esposa Anyelina Sánchez, quien también fue luchadora y medallista de  Centroamericanos, imparten esas clases completamente gratis con el propósito de que esos niños de escasos recursos puedan practicar el deporte sin ningún tipo de contratiempos.

El mayor reto para ellos es tratar de enamorar esos niños de la lucha y  que la vean como una oportunidad para salir adelante, al igual que el béisbol y el baloncesto.

“Tratamos siempre de hacer torneos motivacionales para que tengan algún tipo de competencia; vamos al club San Carlos, los llevamos a comer pizza para que se interesen el deporte más cuando llegan con 7, 8, 9 años”, explica Arias, quien empezó a luchar a los 14 años.

El también medallista en juegos bolivarianos dice que muchas veces, cuando va a visitar y ver las condiciones deplorables en la que viven la mayoría de sus alumnos, agradece el poder ofrecer de forma gratuita las clases.

“Tú nunca has visto a un boxeador rico o a un luchador. Quienes practican esta disciplina salen así, de esas condiciones, de esos lugares y tenemos que seguir motivándolos”, añadió Arias.

 

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar