Alejandro Vargas y Danilo Quevedo aspiran a ser miembros de las altas cortes

Por Dary Terrero Lunes 26 de Junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO-Los jueces José Alejandro Vargas, coordinador de los Juzgados de la  Instrucción del Distrito Nacional, y Danilo Amador Quevedo, del Tercer Juzgado de la Instrucción, aspiran a ser miembros de las Altas Cortes, según consta en el listado oficial de inscritos ante la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia.

Recordemos que ambos jueces fueron pieza determinante en la homologación del acuerdo entre la constructora Odebrecht y la Procuraduría General de la República.

El juez Vargas, declaró inadmisible el procedimiento en que se hizo la solicitud de homologación del acuerdo firmado entre Odebrecht y la Procuraduría General de República.

El acuerdo establece que la empresa pagará al Estado con US$184 millones en compensación por el pago de sobornos para ser favorecida con obras públicas.

El magistrado José Alejandro Vargas, ordenó la devolución del acuerdo al ministerio público y a la empresa brasileña, a fin de que lo promuevan al amparo del procedimiento establecido para los casos que compartan la gravedad de los hechos que se investigan.

Casi un mes después, el pasado miércoles 19 de abril, el juez Danilo Amador Quevedo, del Tercer Juzgado de la Instrucción, quien decidió sobre el nuevo acuerdo que bajo el Criterio de Oportunidad sometió la Procuraduría General de la República a favor de la empresa Odebrecht, aspira a ser juez de las altas cortes.

Se confirmó este lunes que tanto Vargas como Quevedo, además de los magistrados  Román A, Jaques Liranzo, Saulo Alexis Ysabel Díaz, Ignacio Pascual Camacho, Pilar Rufino Díaz y Evelyn Fermín Díaz, figuran como inscritos en el listado de treinta y tres profesionales del derecho que hasta el momento aspiran tanto a ser miembros de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) como del Tribunal Superior Electoral (TSE).

De las cuatro posiciones vacantes en la Suprema Corte de Justicia (SCJ), tres corresponden a la carrera judicial, lo que implica que todos los abogados postulantes fuera de la carrera,  no importa la cantidad, solo  tienen opción a aspirar a un cargo en ese ente. A los tres restantes solo pueden aspirar los jueces de carrera.

“Ahí el universo se reduce, porque los abogados independientes no pueden aspirar a esas posiciones, o sea, que de las 4 posiciones que existen en la Suprema Corte de Justicia, solo una está abierta a cualquier persona que reúna los requisitos constitucionales legales”, explicó el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal.