Jornada en cuarentena 1: Gonzalo, Miguel y la pandemia  

Por Juan Santos martes 19 de mayo, 2020

Dijo uno de los padres fundadores de Estados Unidos y tercer presidente de este gran país, Thomas Jefferson que “el trabajo hecho a gusto no cansa jamás”. Y es cierto, cada uno de los grandes hombres de la historia que han trascendido por sus obras, son el resultado de esa actitud positiva frente a lo que la vida les pone como reto y deben hacer o asumir.

Mi abuelo siempre me hablaba de que en la vida, tenía que aprender a distinguir entre dos tipos de personas, los que hacen y los que dicen. De ahí mi afán desde niño en querer ser del primer grupo, formándome profesionalmente así como en clubes de servicios donde descubrí mi vocación de servir a los demás.

Ayer en la reunión que se llevó a cabo en la Casa Nacional del PRD, en la que fui invitado por el presidente del partido Miguel Vargas, entre una nueva importante generación de jóvenes talentosos del PRD, pude por primera vez tener un acercamiento con Gonzalo y escucharlo.

La actitud positiva, el sentido del deber y un alto compromiso con hacer lo que demanda esta crisis para mitigarla, me dio una dimensión aún más clara, del gran presidente que será “con la voluntad de Dios y del pueblo” como él mismo dijera.

Vi un hombre más allá de las palabras que nos dijo, de alta sensibilidad social, un hombre entregado a la causa de servir al país más allá de los colores, y más importante aún, un hombre confiado de Dios.

Vi un hombre que llama a una política diferente, a una política de la concertación, no de confrontación, a una política del servir, no del servirse, una política del dar, no del recibir, una política de hacer, no de criticar.

Hoy le doy la razón a mi abuelo, “Hacer, siempre será la mejor forma de decir”.

Esto caracteriza a Gonzalo y al Canciller de las Américas, ambos han dado muestras del sentido de compromiso por crear soluciones para el país, en la labor infatigable que ha realizado ante esta pandemia. Estoy seguro que juntos estarán a la altura de lo que demandan las circunstancias.

Los dominicanos están cansados de promesas, de frases gastadas, sin argumentos ni propuestas, el país quiere y requiere de acción. Acciones puntuales frente a la pandemia, nuestra gente anhela hechos, sí “hechos, no palabras”.

Por: Juan Santos

Abogado, catedrático, escritor y político
Juandejesus.santos@hotmail.com

Sobre el autor:
Viceministro de la Juventud
Presidente de @VotaBlancoXGonzalo

Anuncios

Comenta