Joel Embiid: “Voy a ser una pesadilla para los Heat”

Por El Nuevo Diario viernes 20 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO.- Joel Embiid de los 76ers de Filadelfia declaró luego del encuentro en una rueda de prensa que será  una pesadilla a los Heat de Miami.

Por la puerta grande. Así ha sido el debut profesional de Joel Embiid en unos playoffs de la NBA. El camerunés fue titular en el tercer partido de la serie ante los Heat (108-128 para los 76ers), después de estar ausente desde finales de marzo, cuando sufrió una fractura en la órbita de su ojo izquierdo por un golpe involuntario de Markelle Fultz.

Aquello terminó con Embiid dentro del protocolo de conmociones cerebrales de la liga y con una cirugía en su rostro. Anoche, por fin, y con una máscara protectora de la zona dañada, el pívot volvió a la acción con una notable media hora en la que firmó 23 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias, 1 robo y 3 tapones.

Pesadilla para los Heat

A nadie se le escapa que el concurso de The Process va a ser determinante para el devenir de la serie contra Miami. Si Philadelphia tiene un excelente nivel sin una de sus piezas capitales, todo tiende a mejorar con Embiid en pista. El propio jugador lo sabe, siempre tan mediático en sus expresiones y opiniones, y trata de acongojar más al rival.

“Voy a ser una pesadilla para los Heat”, declaró en la rueda de prensa posterior al triunfo que en Florida que coloca el 2-1 para los Sixers. “Sentía que era el momento de trabajar, de volver, sobre todo después de lo físico que fue el Game 2. Adoro el contacto, adoro este momento y adoro ser tan físico. Sentí que ellos (76ers) me necesitaban”.

Lo cierto es que el tercer partido de la serie estuvo marcado por la dureza física, con más de treinta faltas (señaladas) al descanso. En ese contexto, Embiid se mueve realmente bien. “Soy el mejor jugador defensivo de la liga”.

La máscara

Y eso que tenía una añadido que pudiera limar su rendimiento. La ya famosa máscara, de color negro pero translucida, es una mezcla de fibra de carbono y policarbonato y lleva unas gafas protectoras insertadas en la propia estructura. La NBA aprobó el uso de la máscara una vez que comprobó que Embiid no podía sacar ventaja extra de ella. “Es molesta”, apuntó el propio jugador, quien ya sufrió una lesión en esa zona de la cara en el pasado, cuando servía para la Universidad de Kansas.

Embiid deberá llevar ese aparejo durante semanas y algunos rivales ya han buscado la manera de desestabilizarlo atacando directamente sobre la máscara. Fue el caso anoche de Justise Winslow, que pisó parte del artilugio y defendió por momentos solo enfocado en ese añadido del rostro de Embiid. “No saben que tengo como unas 50 más. Van a necesitar mucho más que eso para poder conmigo”. Embiid rompió al menos un par de máscaras durante la velada. El espectáculo, de Embiid y de la serie 76ers-Heat sigue este sábado, también en Miami.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar