Joao Santana y Monica Moura: Panamá, Angola, Venezuela, El Salvador….oh ¿y qué pasó?

Por Humberto Salazar Viernes 12 de Mayo, 2017

La Corte Suprema levantó ayer el secreto del expediente de confesión premiada, por el cual se llegó a un acuerdo con los señores Joao Santana y su esposa y socia Monica Moura, que ya está al alcance de quien tenga el deseo y la curiosidad de investigar que fue lo que dijeron los responsables de la empresa Polis-Propaganda sobre el financiamiento de Odebrecth en diversas campañas electorales alrededor del mundo.

La investigación, que termina en la confesión de los delitos cometidos a cambio de privilegios que se otorgan por el valor de las declaraciones de ambos, deja en claro las relaciones profesionales y comerciales de los acusados con figuras políticas del primer nivel de nuestro continente, así como los flujos de dinero a diversas campañas electorales a través de cuentas en Brasil y el exterior, para pagar servicios de marketing realizados con diferentes candidatos.

Por medio del acuerdo ya homologado por la justicia de su país, Joao Santana y Monica Moura aceptan ser condenados a 160 días de reclusión, que se declara cumplido por el tiempo que tienen detenidos en prisión preventiva. (Clausula 4-a)

Además 1 año y 6 meses de prisión domiciliaria con vigilancia electrónica (cláusula 4-b); 1 año y 6 meses en régimen semi-abierto de prisión a ser cumplido en domicilio en el cual siempre deben estar dentro de su casa los sábados y los domingos y de 10 de la noche hasta las 6 de la tarde todos los días (cláusula 4-c).

También 1 año en régimen abierto de prisión donde podrán realizar viajes al interior de su país y al exterior por motivos de trabajo y con la autorización de un juez (cláusula 4-d); ademas deberán abonar una multa de 3 millones de reales cada uno, a ser pagados de forma inmediata y se decomisan los valores depositados en la cuenta del Banco Heritage en Suiza, vinculadas a la compañía offshore Shelbill Finance. (Sección IV-a).

En la clausula 13, los colaboradores Santana Y Moura a cambio de la rebaja de penas y todos estos privilegios, se comprometen a confesar y entregar las pruebas de todos los crímenes en que hayan participado o tengan conocimiento en el ámbito del acuerdo, ademas entrega de todas las evidencias que tengan en su poder o les sean requeridas. (Cláusula 13-a).

Hablar la verdad en todo momento (cláusula 13-b), decir los nombres de todas las personas relacionadas con los hechos (cláusula 13-e), comunicar de forma inmediata si es contactado por cualquier participe de los esquemas criminales de los que formaban parte (cláusula 13-h).

En el numeral X que se titula rescisión, la cláusula 25 dice lo siguiente:

El acuerdo perderá efecto y se considerará restringido si sucede una de las siguientes hipótesis.

La letra (b) dice: Si el colaborador MIENTE U OMITE cualquier información relacionada al objeto de este acuerdo del que tenga conocimiento. La (c) si se niega a prestar cualquier información relacionada a este acuerdo de que tenga conocimiento y la (d) si se rehusa a entregar documento o prueba que tenga en su poder.

Esto entre otras cosas es lo que dice el acuerdo de colaboración, que consta de 247 paginas y puede ser encontrado en el periódico estadao de sao paulo en su edición del día de hoy para los interesados en confrontar lo que escribimos con lo entregado por la procuraduría general de Brasil.

El tiempo que cubre esta confesión va desde el año 2002, cuando Joao Santana es contratado como consultor de la campaña de Delcio Amaral para gobernador hasta la última campaña del Partido de los Trabajadores que reeligió a Dilma Rousseff como presidenta en el año 2014.

Cuatro países extranjeros son mencionados, con las pruebas documentales anexas y los estudios de mercado incluidos en el expediente, como receptores directos de fondos de Odebrecht y Andrade Gutierres para pago de campañas electorales, estos son Panamá, El Salvador, Venezuela y Angola.

En el caso de El Salvador, según relata Santana, recibió una visita de Mauricio Funes, candidato a la presidencia de ese país para que participara en su campaña en el año 2008, y en una reunión con Lula en el palacio de gobierno de Brasil, recibió garantías para que realizara el trabajo garantizando el presidente brasileño el pago del trabajo realizado.

Lula lo refirió a Emilio Odebrecht, quien después de conversar con Santana lo refirió a una persona apodada ¨el italiano¨ que resultó ser Antonio Palocci (Ministro de Economía) quien coordinaba con los que manejaban la ¨caja 2¨ los pagos que eran supervisados por ¨el chefe¨ es decir Lula.

En Venezuela, Lula contacta a Joao Santana para que realice la campaña de Hugo Chavez en Venezuela para el año 2012, se realiza una reunión donde participan Nicolás Maduro, quien era el ministro de relaciones exteriores y el embajador de Venezuela en Brasil Maximiliano Arbeláez, donde llegaron al acuerdo de realizar la campaña por el precio de 35 millones de dólares que entregaría la empresa Odebrecth.

Según Monica Moura, en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Caracas, el entonces Ministro Nicolás Maduro le entregó personalmente en maletines sumas que llegaron a los 11 millones de dólares en efectivo, después de hacer la entrega hacía que una escolta la acompañara hasta su lugar de destino.

Ademas de esta suma en efectivo, según Moura, la firma Polis Caribe de su propiedad, recibió la suma de 7 millones de dólares que fueron depositados en una cuenta que tenían en el Banco Heritage en Suiza para promover al fenecido presidente venezolano, esta cantidad de dinero fue entregada por Odebrecth a la empresa Andrade Gutierres, el resto de lo acordado nunca se entregó.

Con relación a Angola y la campaña de reelección del Presidente José Eduardo Dos Santos, Santana dice en la confesión que fue contactado por el entonces Presidente Lula Da Silva, quien le pidió que trabajara en dicha campaña electoral y para tales fines se reunió con una delegación de ese país y el director de Odebrecht en Venezuela, Ernesto Balardi.

Se llegó al acuerdo de realizar dicha campaña por un costo de 50 millones de dólares, los cuales serían abonados de la forma siguiente; 20 millones los pagaría Odebrecht y 30 los pagaría el gobierno de Angola, de los que correspondían a la compañía brasileña una parte fueron entregados en efectivo personalmente por Balardi y el resto fue depositado en la cuenta secreta que tenían Santana y Moura en Suiza.

Ademas se llegó al acuerdo de actuar en la campaña del candidato oficialista de Panamá, a pesar de que Joao Santana se negó en principio por falta de tiempo y afinidad con el candidato José Domingo Arias.

A insistencia del entonces Presidente Ricardo Martinelli con Lula, Santana aceptó hacer el trabajo por un costo de 16 millones de dólares de los cuáles la firma Odebrecth abonó 11 millones, quedaron 5 sin pagar y según la confesión de Moura, hasta el mismo presidente de Panamá en ese momento, le llegó a entregar 500 mil dólares en efectivo en la sede del poder ejecutivo de ese país.

Hay que agregar que las confesiones incluyen todo tipo de documentos como, libretas de apuntes, agendas, recibos, pasajes de avión, facturas de hoteles, contratos con productoras de televisión, radio y prensa escrita, es decir, todo lo que sirve para comprobar que lo que dicen tanto Santana como Moura es verdad y entregan las pruebas para ser sometidas a un tribunal.

Solo que falta algo, parece que los dominicanos no somos mencionados, a pesar de lo mucho que intentaron llevar a Danilo a nadar en el fango, no se va a poder, los testigos de cargo solo mencionan nuestro país en un episodio que se dio en las toma de posesión de Medina, donde según Monica Moura, el Presidente de Panamá Martinelli de visita en nuestro suelo, habló largo y tendido con Santana sobre la campaña de su país.