Jesús Mejía, gerente de los Gigantes del Cibao: “La meta es ganar”

Por William Aish jueves 14 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La única meta de los Gigantes del Cibao es ganar. Así de tajante fue Jesús Mejía, quien va a su segunda temporada como gerente del club de San Francisco.

El equipo de los Gigantes estuvo a punto de ganar su segunda corona, llegaron a un séptimo y decisivo partido, sin embargo, cayeron ante las Águilas.

“La meta es ganar. Tenemos una deuda con los fanáticos de San Francisco y para eso estamos poniendo el mejor material”, expresó Mejía a El Nuevo Diario vía telefónica.

“Tenemos una gerencia activa, acorde a los tiempos y una directiva que nos apoya al 100 por ciento. Estamos trabajando en conjunto, nosotros no tenemos limitaciones, siempre y cuando mostremos un presupuesto con conciencia”, revela el también abogado, que trabajó en la organización de Arizona hace un par de años.

Abundó que “ahora hay más experiencia y motivación, capacitado para el rol. Lo que vivimos la temporada pasada (2020-21), el brote del covid-19, experiencia de la final, de llegar y perderla, creo este año estamos con más motivación”.

El equipo de la primera semana

El equipo de San Francisco, que este año cumple 25 años, pondrá, según el gerente una novena competitiva desde el primer día (27 de octubre) “donde habrá de todo un poco, una ofensiva más versátil, mejorada a la que tuvimos la temporada pasada, con más velocidad, además de que esperamos buen pitcheo y defensa”, explica.

Señala que para el día inaugural, Gigantes tendría a Carlos Paulino, Webster Rivas y Wilín Rosario en la receptoría; Juan Francisco y Edwin Espinal en la primera base. “En el infielder tenemos jugadores que pueden accionar en varias posiciones, iniciando con Kelvin Gutiérrez, Hanser Alberto, Abiatal Avelino, Richard Ureña, Rafael Lantigua, Melvin Mercedes, José Fermín y Diego Goris y Dermis García”, señaló.

Para los jardines, los “Gigantes de Verdad”, insignia usada para la temporada 2021-22, tienen en sus filas a Moisés Sierra, Carlos Peguero, Alfredo Marte, Otto López y Steward Berroa.

Sobre el pitcheo, habló maravillas. Dijo que se espera una rotación balanceada de zurdos y derechos, con Tyler Alexander, Adalberto Mejía, Emilio Vargas, Andre Rienzo, Richelson Peña, Dustin Crenshaw, entre otros.

Adelantó que Ronald Guzmán y Jordany Valdespín entrarían a juego a mediados de noviembre, ya que ambos fueron operados en el verano. El primero en una rodilla y el de San Pedro en el hombro.

“Sobre José Sirí, quien está con el equipo grande de los Astros, esperamos que termine la postemporada, que descanse y sé que se va a integrar a mediados de noviembre también, porque a él le gusta jugar aquí”, argumentó.

Adelantó también que Logan Moore está previsto para estar en el equipo en la primera semana, y que Taylor Motter, para la segunda mitad del torneo.

“Todo eso puede cambiar, se pueden agregar otros nombres”, observó.

Los Gigantes ganaron la serie regular de la temporada pasada con foja de 16-14. Ganaron la semifinal contra las Estrellas 4-2, perdieron la final 3-4.

Los del Jaya quedaron en segundo lugar en promedio de bateo colectivo con .250. Fueron líderes en jonrones con 35, remolcadas con 136, hits en 253, anotadas en 148 y empatados en primer lugar en dobles con 47, junto al Escogido. Empero, en la parte del pitcheo, fue quinto en efectividad con .359

¿Cómo se define Jesús Mejía?

“Como un gerente analítico, con agresividad, ya que para tener agresividad, para hacer cambios, hay que analizarlo todo”, reveló Mejía, quien ha sido el gerente más activo en los últimos dos años de la Lidom.

Se recuerda que Mejía trajo a los Gigantes a Jordany Valdespín, Juan Francisco, Emilio Vargas, Luís García, Diego Goris, Wilín Rosario, entre otros.

“Muy satisfecho con los cambios que hemos hecho desde la llegada al equipo. Muchas de las transacciones son proceso de los resultados, a veces lo podemos sentir un año después, o quizás de manera inmediata, pero debemos saber que para tener algo bueno, hay que dar algo bueno”, concluyó.