Jaqueline de la Cruz duerme en su muerte

Por Danilo Correa Jueves 30 de Marzo, 2017

La justicia borro su sangre

Aquí donde se pudre la trenza de la vida, el crimen es un escándalo, dependiendo el linaje que lo arrope, porque a Jaqueline de la Cruz, una empobrecida dama, de 35 años de martirios, le freno el alma, un ratero disparo, cuando regresaba a su casa desde donde trabajaba como doméstica, otra flor marchita en la primavera de este aromático toque de queda delincuencial que enlútese los senos intranquilos de nuestra primavera nacional.

 

El lunes 20 del mes de marzo, alrededor de la 8:30 de la noche de ese holocausto/fatídico día fue despojada de su vida, Jacqueline de la Cruz, en un barrio capitalino. Víctima del festival de atraco nacional

Pero la prensa barrió y maquillo esa sangre con el escándalo que provoco en ese amanecer el también horrendo y cobarde crimen contra otra mujer, como resultado del primer atraco y asesinato de esas horas, porque fue la sangre azul que rodaba en los labios de un lujoso sector residencial Distrito Nacional.

 

Esta horda de facinerosos empujaron a la fosa, por igual, a la también digna y laboriosa dama, Miguelina Yapor, quien murió en la misma circunstancia, al producirse otro capítulo/un atraco.

Jaqueline de la Cruz, al parecer fue perseguida por unos atracadores con fe pública, motorizados, casi al llegar a una esquina cualquiera de su muerte, en el barrio Villa Consuelo, estos centinelas de tinieblas, cometieron el crimen contra esta pobre e indefensa mujer de cultura provinciana, quien emigro de la Romana, con la finalidad de ayudar económicamente a su hijo y demás familiares, en esta hora difícil, donde la corrupción y la impunidad tienen el control del país.

 

La humana República Dominicana, la que labra la tierra, la que vende frutas y yaniqueque, la que lava y plancha el sucio del estanque

 

Lo de piel oscuro en sus apellidos, lo que fabrican las torres y apartamentos de lujos, y reciben de pagos un mísero salario devaluado, si ellos, han llorado sus lágrimas y las ajenas

 

Y aquellas mujeres que algunas veces se acomplejaron de Alfonsina Storni, evidenciaron la gran división clasista que controla el cerebro dieciochesco (siglo18) de quienes al través de la historia mantienen y promueven de manera suave y cristiana, un estilo de segregación racial en la comunidad y sociedad; donde el que nada tiene, nada vale.

 

Ante este acto de barbarie, las autoridades policías y gubernamentales, hablaron con el silencio de sus sombras. ¡No así, ante la tumba de otras lagrimas!

En el almanaque de Brístol, les incendiaron los días unos ladrones armados de impunidad y corrupción, a Jaqueline de la Cruz, por robarle su celular que en el mercado burgués bloqueaban su voz pidiendo auxilio. Cortándole el galillo a la contraseña de su voz. ¡Es una noticia sin titulares!

Los delincuentes desangraron en la noche del pavimento, su cartera de escasos recursos que llevaba, en la cintura de su herida, Bajo una tímida y avergonzada noche, donde yacía desgreñada la muerte, en la avenida Quinto Centenario del viejo barrio Villa Consuelo, quien también adolece de nobleza. Los difuntos piden a la vida, desarmar la historia democrática de privilegios

El Crimen de Miguelina Yapor de Castro:

 

Un hecho inhumano y antidemocrático, fue que el presidente de la Republica Dominicana, Lic. Danilo Medina Sánchez, enviara un mensaje de condolencia a los familiares de la también mujer de loables labores sociales, y religiosas, Miguelina Yapor. Olvidándose de la otra gotera sobre el techo de yagua.

 

La muerte y el dolor nos deben unir a todos, tenemos el mismo valor en el camino de verle la cara a Dios, o al diablo. Jaqueline de la Cruz, solo tuvo un error, que vino con su sello de clase. El color y sabor de sangre…

 

Resulta que esta es la hora que nadie, se ha preocupado por la suerte de los verdugos que mataron a la trabajadora doméstica, Jacqueline de la Cruz-Nadie se ha interesado en rezar por alma rota de su vida

 

El asesinato de esta dama Miguelina Yapor, ocurrió aproximadamente a las 8:30 de la noche, cuando De la Cruz se desplazaba por la avenida Quinto Centenario para llegar a su casa, según declaró el señor Manuel Santana, residente en el sector de Villa Consuelo y quien trató de socorrerla cuando la mujer quedó tendida en una acera de la avenida, luego de recibir un tiro en el abdomen.

Digna y distinguida dama, Delcy Miguelina ánfora madrugadora de esperanza y vid, muerta por delincuentes, en momentos que se disponían a ejecutar un atraco en el área.

 

Y estos parásitos, se dice, erróneamente la derrumban con la punta de la ira ardiente clavada en el pecho de su alegría.

Recibiendo este follaje primaveral un disparo en su cuerpo, mientras conducía un vehículo con niños escolares, que ella lo transportaba a un centro educativo privado en el exclusivo sector capitalino del Evaristo Morales .

 

Las autoridades y un gran sector de los medios de comunicación, guardaron una fosa putrefacta de silencio con referencia al atraco y asesinato contra una humilde mujer, que emigro a la capital en busca de un bocado de vida y recibe un manotazo de hierro y polvera en su pecho femenino de golondrina zarpadoras de horizontes en busca de pan y paz, hoy rasgado de hiel.

 

El lunes 20 de marzo, alrededor de la 8:30 de la noche de ese holocausto/fatídico día, fue despojada de su vida, Jacqueline de la Cruz. Moradora en el litoral mísero de nuestra bandera.

Donde el derecho a la vida esta en manos de la impunidad/corrupción, por un tabaco, o un celular alquilan tu existencia. Y el gobierno, roncando

Pero la prensa barrió y maquillo esa sangre con el escándalo que provoco en ese amanecer el también horrendo y cobarde crimen contra otra mujer, como resultado del primer atraco y asesinato de esas horas, porque fue la sangre azul que rodaba en los labios de un lujoso sector residencial Distrito Nacional.

La Señora Delcy Miguelina Yapor de Castro, de 55 años de edad, fue muerta por delincuentes, que se disponían ejecutar un atraco en el área de su ruta de trabajo, calle Francisco Prast Ramírez, de un elegante sector residencial.

 

Recibiendo un disparo en su cuerpo, mientras conducía su vehículo con niños escolares abordo, que ella como de costumbre lo transportaba a un centro educativo privado de la zona.

Ese este otro crimen del Lunes 20 marzo, fue en a las primeras horas de esta disecada primavera, en el exclusivo sector capitalino del Evaristo Morales

 

Antes de dejar de latir el corazón de esa esa mujer, ya los presuntos asesinos estaban presos y en manos del ministerio público.

 

Prácticamente la Patria lloro de ira, ante tantas complacencias frente al resultado de un clima de inseguridad ciudadana .Y el gobierno ante esta ola de atraco esconde su responsabilidad /vergüenza

Un hecho inhumano y antidemocrático, fue que el presidente de la Republica Dominicana, Lic. Danilo Medina Sánchez, enviara un mensaje de condolencia a los familiares de la igual dama de loables labores sociales y religiosas, Delcy Miguelina Yapor de Acosta

 

Olvidándose el primer mandatario, de la otra gotera sobre el techo de yagua. La muerte y el dolor nos deben unir a todos, debemos de tener el mismo valor en esta hoguera democrática. Jaqueline de la Cruz, solo tuvo un error, que vino con su sello de clase. El color de su piel y el sabor su sangre…

 

Resulta que esta es la hora que nadie, se ha preocupado por la suerte de los verdugos que mataron a la trabajadora doméstica, Jacqueline de la Cruz-Nadie se ha interesado en rezar un padre nuestro, por alma rota de su vida

 

¿ ¡Pero la Bíblica en sus versículos ,epístolas, y en los diez (10) mandamientos que Dios les entrego a Moisés, nos indican que todos somos iguales, ante su faz. Como también la Constitución Dominicana, en sus párrafos y artículos, nos señalan que antes Dios y los hombres somos iguales!?

 

AHORA, como de costumbre,montan operativos, luego que pasa el entierro y los nueve días, vuelven los policías y militares a la granja,a lo suyo.

 

Unos honestos, a cumplir con lo que manda la constitución y las leyes.Pero,la gran mayoría, a patrullar en su caverna de hielo,para repartir con los rangos entre ramas de olivos

 

Ese tipo de allante no resuelve esta inseguridad nacional. Ese marco de acción, obedece a otro montaje de quienes han gobernado y continúan gobernando, esta colonia de tontos útiles.

y con esa cotorra se repiten, malversando recursos económicos de este empobrecido pueblo, asaltados/atracados también, por políticos corruptos, que se engordan de la sangre vertida en sus mentiras.

 

Nuestros vagos enflusados de políticos, nunca han resuelto, ni el ondear histórico demuestra enflaquecida bandera, tan solo promueven y acarician siembras de lámparas en el sueño del crimen.

Y continúan con la reelección, ahí se reeligen los atracos y miserias

 

Como ese raso de la Policía Nacional, admitido por la institución del orden publico, como facineroso, que fue herido en el atraco de ayer, en el Ensanche Piantini.

Jaqueline de la Cruz, solo tuvo un error, que vino con su sello de clase. El color y sabor de la sangre…