Jánico cumple hoy 141 años de vida municipal (1881-2022)

Por Miguel Collado

UN DIA COMO HOY, 29 de marzo, pero del año 1881, Jánico, histórico poblado enclavado en la Sierra, fue elevado de Cantón a la categoría de Común o Municipio, por lo que hoy cumple 141 años de vida municipal. Es un importante aniversario (efeméride) para reflexionar sobre lo que ha sido el devenir histórico de una comunidad en la que todavía su población se comporta como si todos fueran una gran familia. La paz y la hermandad siempre han sido su marca. Gente humilde, gente buena es la que nace en Jánico.

Todos los janiqueros —los que todavía residen en el pueblo y los que por alguna razón o circunstancia tuvimos que emigrar o fuera del país o hacia otros pueblos o ciudades— deberíamos establecer una red de comunicación durante todo este martes 29 y felicitarnos mutuamente: «Feliz aniversario, janiquera hermana», por ejemplo. Hacerlo por teléfono, por whatsapp, por correo electrónico o personalmente con un efusivo abrazo: «Feliz aniversario, janiquero hermano».

¡Hay que celebrar, jubilosos, todos los janiqueros cercanos y lejanos! Como si fuera un gran cumpleaños familiar; que en cada hogar  janiquero, no importa donde sea, hayan flores frescas puestas en jarrón como símbolo de alegría, de amor a la naturaleza prodigiosa que como obsequio divino ha recibido el Municipio de Jánico del Altísimo. ¡Hermosas flores cortadas de las riveras de los ríos y de los arroyos que lo bañan. ¡Girasoles podrían ser!

Hay que sentir este 141 aniversario, hay que amar a un pueblo para recordar sus fechas importantes, para sentirse orgulloso de su historia, como los janiqueros deberíamos sentirnos de ese suelo que nos ha visto nacer, reír y sufrir. Recordar a nuestros antepasados, al heroico cacique Caonabo, el más importante personaje de la historia janiquera, que con su arrojo supo enfrentar al español invasor con la hidalguía que solo los puros de espíritu y amantes de su terruño patrio son capaces de hacerlo. ¡Janico es un pueblo con historia! Ningún janiquero debe olvidarlo.

Sí, es el momento ideal para meditar sobre lo que han sido casi 150 años  existencia municipal. Saber en qué punto estábamos en marzo de 1881 y en qué punto del desarrollo socio-económico nos encontramos hoy, es pertinente para saber si debemos empujar un poco más la rueda del progreso. Es lo que manda un aniversario: tirar la mirada hacia atrás y vernos en el espejo de la historia. ¿Realmente hemos avanzado al ritmo debido? ¿Debemos sentirnos satisfechos con lo que hasta ahora, en estos 141 años de vida municipal, hemos alcanzado como pueblo?

Cada janiquero, cada janiquera, debería hacer un ejercicio de reflexión histórica teniendo como faro de luz esas dos interrogantes. Pienso que recordar a destacadas figuras —hombres y mujeres— de grandes méritos, cuyos aportes a la comunidad janiquera han quedado registrados en la memoria de la historia, es un acto de justicia. Educadores y educadoras como Ana Infante, Lelia Fernández, Arturo Jáquez, Juan Antonio Collado, Zaida Collado, Ismael Luna, Norma de Jesús de Díaz, Asela Luna, Sergio Collado y Juana Evangelista García, merecen ser recordados por siempre. Viva todavía está una leyenda de la educación primaria janiquera, perteneciente a esa pléyade ejemplares maestros: Elena Ramírez de García.

También merecen ser recordados en una fecha como la de hoy el puertorriqueño César Padilla y Maximiliano Torres, oriundo de Santiago Rodríguez, dos ejemplares inmigrantes que dejaron huellas imborrables en la historia de la educación janiquera. Mucho sacrificio, grandes esfuerzos hicieron todos ellos para contribuir con el fortalecimiento del sistema de enseñanza en Jánico durante gran parte del siglo XX.

Hay munícipes cuya memoria hay que honrar, hijos que con sus acciones engrandecieron el nombre de Jánico: Mons. Roque Adames, creador del Plan Sierra; Reynaldo Luna, cariñosamente Don Nano, fundador del Museo Arqueológico del Parque Botánico; Federico Pichardo, héroe nacional; y Manuel de Jesús Hernández, donador de una buena parte de los terrenos donde se encuentra situado hoy Jánico.

Estoy seguro de que otros nombres relevantes esquivan mi memoria, pero no es este un artículo con pretensiones de ser exhaustivo. Sólo aspiramos a motivar a nuestros compueblanos para que no olviden, para que tengan siempre presentes y honren la memoria de los hombres y mujeres que deberán ser recordados como paradigmas de la actual generación de jóvenes que, como ejemplo, sólo alcanzan a ver una sociedad que día a día se degrada e involuciona ante la indiferencia de los indolentes y ante el asombro de los que, impotentes y espantados, sufrimos amargamente la decadencia moral que azota el mundo.

Por Miguel Collado

«¡Feliz aniversario, hermanos janiqueros!»

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar