Jackie Chan, Yao Ming y Mo Yan entre asistentes a gran cita política de China

Por admin viernes 3 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, PEKIN.- El actor Jackie Chan, el exbaloncestista Yao Ming y el nobel de Literatura Mo Yan asistieron hoy a la Conferencia Política Consultiva de China, la gran cita política del país asiático que comenzó hoy en Pekín.

Hoy se inauguró el plenario anual del principal órgano asesor del Gobierno chino y el domingo se sumará el de la Asamblea Nacional Popular (ANP), máximo poder legislativo.

Se trata del principal acontecimiento político del año, aunque en esta ocasión coincide con el XIX Congreso del Partido Comunista de otoño, una reunión que se celebra cada lustro y que renueva a la cúpula dirigente.

Miles de políticos y periodistas de toda China se concentran estos días en Pekín, que hasta mediados de marzo está blindada y tomada por la policía.

En consecuencia no había turistas en la plaza de Tiananmen, pues estaba prácticamente desierta, mientras que militares, bomberos y policías vigilaban y marchaban en formación, al tiempo que decenas de personas descendían de los autobuses camino al Gran Palacio del Pueblo.

La Conferencia Política Consultiva tiene más de 2.000 integrantes: personalidades del ámbito militar, de la empresa, de diversas religiones, de la cultura, de la academia o del deporte, que ofrecen su consejo a las autoridades sobre cómo gobernar el país.

Pese a carecer de poder real, este órgano asesor forma parte de la liturgia del régimen comunista, que escenifica una mezcla de burocracia y espectáculo en la que la seriedad de los trajes y las corbatas se combina con los coloridos vestidos de las minorías étnicas.

La presencia de Jackie Chan, Yao Ming o el nieto de Mao Zedong, el militar Mao Xinyu, aportó un toque de celebridad al encuentro y desató las pasiones de los centenares de reporteros que cubrían la reunión.

Ese entusiasmo se desbordó cuando apareció el exatleta Liu Xiang, medalla de oro en 110 metros vallas en Atenas 2004, y uno de sus escoltas cayó al suelo por los empujones de los reporteros.