Israel y Arabia Saudí tratan de predisponer al mundo contra Irán, denuncia Teherán

Por El Nuevo Diario Lunes 20 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, TEHERAN.- El Ministerio iraní de Asuntos Exteriores denunció hoy que la postura común de Israel y Arabia Saudí contra su país, expresada durante la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), pretende "provocar un ambiente internacional contrario a Irán".

En su rueda de prensa semanal, el portavoz de Exteriores, Bahram Qasemi, aseguró que esos dos países buscan de esta forma "compensar sus fracasos y derrotas en la región".

Qasemi respondió así a las declaraciones del ministro de Exteriores saudí, Adel al Yubeir, quien rechazó ayer dialogar con Teherán porque Irán "es parte del problema y no de la solución" en Oriente Medio.

Por su parte, el ministro israelí de Defensa, Avigdor Liberman, se mostró esperanzado ante la posibilidad de cooperar con Arabia Saudí en el ámbito regional dentro de una "coalición de los moderados" contra los "radicales" de Teherán.

Sobre esta postura común, el portavoz iraní dijo que "no es casual", al tiempo que criticó que "el ministro sionista está abiertamente contando con la cooperación de un país islámico (Arabia Saudí) para promover sus políticas antiiraníes".

Qasemi criticó que Al Yubeir llegara a sugerir que puede haber un acuerdo entre Irán y los grupos terroristas Estado Islámico (EI) y Al Qaeda, ya que estos no han atentado en ese país.

Calificó de "absurdas y falsas" estas afirmaciones, y denunció "las vinculaciones ideológicas, financieras y de entrenamiento entre el régimen saudí y los terroristas".

Por último, el portavoz iraní insistió en que fortalecer la cooperación regional es una política prioritaria de Irán y que con ese fin el presidente, Hasan Rohaní, visitó la semana pasada Omán y Kuwait.

Este nuevo enfrentamiento dialéctico entre Irán y Arabia Saudí se produce en un momento en el que parece haber un acercamiento entre la República Islámica y algunos países suníes del golfo Pérsico.

Además del viaje de Rohaní, el ministro kuwaití de Exteriores, Sabah Jaled al Sabah, visitó a finales de enero Teherán, donde afirmó que todos los países deben "dejar de lado sus diferencias y eliminar los malentendidos existentes para ayudar a restablecer una atmósfera de calma mediante el diálogo".

Rohaní reconoció el mes pasado que una decena de países, entre ellos Kuwait, ha intentado mediar entre Irán y Arabia Saudí, que en la actualidad apoyan a bandos rivales en los conflictos de Siria y el Yemen.

Arabia Saudí y otras monarquías suníes del golfo Pérsico como Baréin acusan además con frecuencia a Teherán de injerir en sus asuntos internos, un punto negado por Irán.