Irán por lanas y saldrán trasquilados, Gonzalo presidente

Por Juan Santos jueves 2 de julio, 2020

Este 5 de julio la República Dominicana será testigo de la verdadera encuesta, esa donde todos los dominicanos comprometidos con el futuro del país nos daremos cita en las urnas para expresar la voluntad de todo el pueblo.

Vox populi vox dei, así decían los griegos, cuya traducción es “la voz del pueblo es la voz de Dios”, y estoy seguro de que así será. El pueblo elegirá a quien sin descanso, sin poses, sin discursos rimbombantes, pero con una voluntad petra, una vocación inquebrantable, una fe imperecedera cree ha demostrado ser el hombre que necesita el país para enfrentar la situación por la que atraviesa el país.

A mediodía de este próximo domingo habrá rumores; y también quienes estén preparados para no aceptar los resultados preliminares que se irán evidenciando en las primeras horas y entonces procurarán el caos, empezarán los pataleos, dada la percepción que fueron creando y el triunfalismo que promovieron para justificar su acción premeditada cargada de alevosía.

Ellos no son demócratas, pues manifiestan que único resultado aceptable para es su victoria; y todos sabemos que quien compite tiene que estar dispuesto a respetar los resultados porque a una competencia se va a perder o ganar.

Gonzalo asume el compromiso de respetar los resultados de la JCE, mientras que ellos dicen que eso no es necesario, es clara la razón por la que no asumen ese compromiso, pues entre sus planes está atacar los resultados si no son lo que pretenden.

Esta actitud se sustenta en que las elecciones municipales de marzo, el PLD obtuvo 45% y el PRD 5.1% sin contar que este último no pudo llevar candidatura al alcalde por el Distrito Nacional y sin contar el porcentaje que suman los demás aliados. Un total de 1,533,751 votos frente a 1,520,660 del opositor más cercano, una ventaja de Gonzalo en el peor momento del oficialismo, de 13,091 votos.

Luego de marzo, el pueblo vio claramente a los dos candidatos durante la pandemia. Vio un candidato con experiencia de estado y otro que no; un candidato con propuestas claras y realizables y otro que no; un candidato que salió a socorrer a su pueblo y otro que no; un candidato que cumplía los compromisos que asumía y otro que no; finalmente el pueblo pudo distinguir entre un candidato solidario y otro que no.

Esto ha cambiado el escenario a favor del oficialismo, y si las matemáticas no se equivocan, Gonzalo gana.

Este domingo 5 será memorable porque algunos “irán por lana y saldrán trasquilados”, el pueblo hablará fuerte y claro, Gonzalo Presidente.

Por: Juan Santos
Abogado, catedrático, escritor y político
Juandejesus.santos@hotmail.com
@JuanSantosRD

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar