Irán niega estar detrás del asalto a la Embajada de Estados Unidos en Irak

Por EFE miércoles 1 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, TEHERÁN.- El Gobierno de Irán negó hoy estar involucrado en el asalto que se llevó a cabo este martes contra la embajada de EEUU en Irak y advirtió a las autoridades de Washington respecto a cualquier error de cálculo y acto imprudente.

El portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Abas Musaví, dijo en respuesta a las acusaciones de EEUU contra Irán en ese sentido que “estamos ante una especie de obscenidad estadounidense y errores de cálculo repetitivos”, según informó hoy la agencia local iraní de noticias, Mehr.

Esas acusaciones de EEUU contra Irán son un insulto a la gente de Irak, afirmó Musaví y agregó: “¡cómo y de acuerdo a qué lógica esperan que Irak permanezca en silencio contra todos estos crímenes!”.

El portavoz iraní aconsejó a las autoridades estadounidenses que no olviden que los iraquíes todavía los consideran “ocupantes”.

Asimismo, instó a la Casa Blanca a reconsiderar sus políticas destructivas en la región y advirtió a las autoridades estadounidenses sobre las consecuencias de cualquier error de cálculo y reacciones imprudentes.

El pasado día 27, un ataque con más de 30 cohetes contra la base militar K1 de Kirkuk, en el norte de Irak, provocó la muerte de un contratista estadounidense y dejó varios heridos entre los militares de EEUU e Irak que se encontraban en las instalaciones.

El Pentágono considera que la milicia chií Kata’ib Hizbulá (KH) es responsable de los ataques que, desde mediados de octubre, tienen como objetivo bases militares e instalaciones gubernamentales donde se encuentra personal estadounidense que apoya al Ejército iraquí.

En respuesta a la primera víctima mortal norteamericana, el Pentágono informó el domingo de que Estados Unidos llevó a cabo “ataques defensivos” en Irak y Siria contra KH, que causaron la muerte de al menos 25 personas, de acuerdo con las milicias progubernamentales Multitud Popular, integradas principalmente por chiíes.

Cientos de simpatizantes y miembros de milicias chiíes reaccionaron al ataque y asaltaron la Embajada estadounidense en Bagdad, dos días después de que Washington atacara posiciones de esas milicias.

El presidente estadounidense, Donald Trump, acusó ayer a Irán de “orquestar” el asalto contra la Embajada.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar