Irán llama a la resistencia contra Israel en marchas multitudinarias

Por EFE viernes 8 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, TEHERÁN.- Las autoridades iraníes movilizaron hoy a cientos de miles de sus seguidores, que al grito de “Muerte a Israel” tomaron las calles para reivindicar que la resistencia es la única forma de ayudar al pueblo palestino y recuperar Jerusalén.

“Jerusalén es la eterna capital de Palestina” y “muy pronto rezaremos en Jerusalén” fueron algunas de las advertencias recogidas en los lemas de las pancartas que poblaron los alrededores de la Universidad de Teherán y la avenida Enghelab.

El “Día de Al Quds” (Jerusalén) de este año coincide con un momento de gran tensión en la región por la muerte de decenas de palestinos por fuego israelí en Gaza y por el aumento de la presión de Israel contra Irán.

En su discurso durante la multitudinaria marcha de Teherán, el presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyaní, subrayó que “el triángulo siniestro formado por EEUU, Israel y Arabia Saudí quiere arrinconar a Irán” y desviar la atención de la causa palestina.

Tel Aviv acusó hace un mes a Teherán de tener un programa nuclear secreto y esta semana el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, realizó una gira por varios países europeos para advertir de la supuesta amenaza que representa Irán.

No obstante, a juicio de Lariyaní, hay motivos para ser optimistas ya que “el movimiento de resistencia (a Israel) ha ganado mucho más poder y los planes de reconciliación se han desvanecido”.

Otros sucesos recientes que marcan las ceremonias de este año fue el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, lo que supone el reconocimiento de esa ciudad como la capital del Estado hebreo.

Por ello, EEUU también fue hoy uno de los principales blancos de las críticas. Incluso un muñeco del presidente Donald Trump vestido con las banderas estadounidense e israelí fue ahorcado simbólicamente de una grúa en el centro de Teherán.

Además, en la marcha se pudo ver un féretro con la frase “el último clavo para el ataúd de Israel”, y una gran pancarta que mostraba un apretón de manos entre Israel y EEUU sobre un niño palestino gravemente herido.

“Este año es mucho más importante porque Estados Unidos apoya a los enemigos de los musulmanes en vez de defender los derechos humanos del pueblo oprimido de Palestina”, dijo el clérigo Habibola Hoyatí, frente a la Universidad de Teherán.

Para el clérigo, es “un deber de religioso y moral de los iraníes apoyar a los palestinos, que desde hace tantos años sufren los crímenes de Israel”.

Para ayudar al pueblo palestino, así como a Siria y al Yemen, las autoridades instalaron huchas para recaudar fondos entre los asistentes a las marchas, una política de inversión en otros países muy criticada por los ciudadanos que no comulgan con el sistema islámico.

El Gobierno iraní, que llamó este año a una participación masiva en el “Día de Al Quds”, lidera el llamado “Eje de la resistencia” contra Israel, integrado asimismo por Siria y los grupos palestino Hamás y libanés Hizbulá.

Destacó en este sentido un cartel con la foto de la e.xplanada de las mezquitas de Jerusalén rodeada por las banderas de esos países y grupos, que también fueron enarboladas por los manifestantes.

En opinión a Maryam Bani Ardalan, una profesora jubilada de 57 años, cualquier política que adopte Israel o EEUU se encontrará con la oposición de “la nación musulmana, que se mueve según su fe”.

“Toman estas medidas inútiles, como el traslado de la embajada, para ocultar sus fracasos en la región”, agregó la mujer, vestida de riguroso negro y cubierta por el tradicional chador.

El “Día de Al Quds” fue establecido en 1979 por el ayatolá Ruholá Jomeiní, fundador de la República Islámica de Irán, para pedir la liberación de Palestina y la caída de Israel.

Desde entonces, el último viernes del mes sagrado de ramadán se celebran estas marchas, que fomentan la continuación de la hostilidad entre Irán e Israel y avivan las tensiones en Oriente Medio.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar