Irak se prepara para la gran marcha contra Estados Unidos y los corruptos

Por EFE jueves 23 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, BAGDAD.- Los iraquíes están llamados mañana a una gran marcha convocada por el influyente clérigo chií Muqtada al Sadr para protestar contra la presencia de Estados Unidos en el país y secundar las movilizaciones que exigen la salida de los corruptos de las instituciones.

Tres semanas después del ataque estadounidense en el que murieron el general iraní Qasem Soleimaní y varios líderes milicianos chiíes iraquíes, la Corriente al Sadr espera que los iraquíes asistan a la marcha en la zona de Jadriyah, en Bagdad.

“¡Hombres, mujeres y jóvenes de la patria! ya es momento de independencia y soberanía ¿acaso amáis la patria? (…) levantaos por la victoria (…) Esperad un Irak independiente, gobernado por los buenos, sin corrupción ni conquistadores”, dijo hoy Al Sadr, quien ha publicado hoy un tuit en el que alienta a la gente para la marcha de mañana.

Así indicó a EFE una fuente de esa organización que se que se identificó como Abu Haidar, al explicar que Al Sadr ha dado órdenes al grupo Saraya Al Salam (considerado el brazo militar de su movimiento) que se despliegue en las carreteras por donde pasarán los manifestantes para garantizar la seguridad y atender emergencias.

Abu Haidar detalló que Saraya Al Salam “se coordinan con las fuerzas de seguridad” para que no haya ningún ataque contra los manifestantes y “se cree la atmósfera adecuada para que expresen su opinión”.

En las concentraciones además se reclamará “la reforma política y el castigo a los corruptos” al igual que las reivindicaciones de los manifestantes de la plaza Tahrir de Bagdad y otros puntos del país que se han venido repitiendo desde el 1 de octubre.

El portavoz de Al Sadr, Salah al Obeidi, dijo ayer en una entrevista emitida por el canal estatal Al Iraquiya que el clérigo quiere respaldar las “decisiones legales y la presión popular para apoyar al Parlamento después de su decisión de que se retiraran las fuerzas extranjeras”.

El Parlamento iraquí aprobó el día 5 de enero “trabajar para acabar con la presencia de cualquier fuerza extranjera en el país”.

El portavoz indicó que Al Sadr, que encabezó la insurgencia tras la invasión estadounidense de Irak en 2003, pero que no está alineado con Irán, aseguró que la marcha no se produce por presiones iraníes y recordó que el clérigo no atendió las demandas de Irán cuando decidió ponerse del lado de los manifestaciones que se desataron a principios de octubre.

Tras la muerte del general Soleimaní, Al Sadr, que respalda una alianza de partidos políticos con amplia representación parlamentaria, llamó a los combatientes a “estar preparados” para volver a hacer frente a los estadounidenses.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar