“Inundaciones versus viviendas”

Por Emilio Armando Olivo martes 2 de mayo, 2017

Hoy nos encontramos pasando por un período de muchas incertidumbres entre ellas los efectos de la naturaleza que nos traen muchas lluvias o sea mucha agua y desastres conexos con estas.

Uno de los efectos que hemos estado viendo con mayor frecuencia lo es la destrucción de viviendas en las orillas de los ríos a sabiendas sus residentes de que “lo que es del río, el río se lo lleva”, pero conscientes estos de que no deben construir en dichas áreas, pero con o sin razón, los mismos no tienen donde edificar sus casas.

Esta situación nos está mostrando que tenemos mucha pobreza en el país, la cual no es solo de carecer de recursos, sino de algo más de los males que nos acompañan. La esperanza, es una de estas para mí.

Nadie quiere ser pobre, pero hacemos muchas cosas para serlo, a sabiendas de que para salir de este mal, la pobreza, implica desde controlar nuestros ímpetus de tener hijos de manera irresponsable creciendo las familias sin control o planificación, al no estimular la educación de los descendientes, malgastando los escasos ingresos con ciertos vicios, entre otros males controlables.

Ahora bien. Las lluvias y las inundaciones nos están afectando también en lugares que no están al lado de los ríos o mejor dicho en sus orillas, pero si sujetos a que sus aguas penetren haciéndonos daños materiales en muchos sentidos, pues estas afectan las viviendas de manera grave.

Las casas en muchos países tienen modelos muy particulares de construcción que debemos observar debido a las inundaciones o por los animales, se construyen de manera que estas tengan en la parte baja de las viviendas, lo que llamamos el estar y en la parte superior o arriba, los dormitorios y otras áreas del hogar. Esto no implica que se controlen todos los desastres naturales.

Hemos visto este modelo de casas en diferentes sociedades como en Puerto Rico, donde se construyen residencias costosas, donde se ponen el garaje y estar abajo, pero en América del Sur y el Asia, incluso en zonas de alta frecuencia de inundación, los modelos de viviendas como los que describimos a continuación, para zonas sujetas a inundaciones.

Las casas se construyen de la siguiente forma. Se montan en pilotillos de troncos de madera o de cemento y la parte superior en cemento o madera, y en algunas sociedades dependiendo mucho de la planta de los mil usos, el bambú, lo que se hace por varias razones entre estas, por economía de la construcción.

Las fotos anexas muestran en otros países lo sugerido, la clave está en quien o quienes le ponen el cascabel al gato, ya que mientras construyamos en zonas de riesgo en las márgenes de los ríos, seguiremos con el mismo dilema o problema.

Estas construcciones sencillas y baratas que mostramos, también pueden ser costosas, pero las más sencillas que se muestran, son mejores que las que vemos y que desnudan a nuestra sociedad.

 

Comenta