Interceptan e interrogan dominicanos en aeropuertos EEUU; les ofrecen formulario 407

Por Carlos Luis Baron Martes 7 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.-Docenas de dominicanos y dominicanas que están regresando de su país a Estados Unidos, están siendo interceptados e interrogados durante largas horas por oficiales de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), cuyos oficiales, después de atosigarlos con preguntas les ofrecen el criticado formulario 407, que se utiliza para renunciar a la residencia.

A muchos, incluso sin antecedentes penales, les han pedido que firmen el documento y que regresen a la República Dominicana, en el próximo vuelo disponible que será pagado por el gobierno de Estados Unidos.

En mayor número, la situación se verifica en los aeropuertos John F. Kennesy de esta ciudad, Liberty en Newark (Nueva Jersey) y Logan en Boston.

También en Miami y otros estados en los que residen comunidades dominicanas de amplia población.

El chequeo de la ICE, se está haciendo desde los pasillos que conectan con los túneles que llevan al abordaje y salida de los aviones.

Este reportero, que regresó el 24 de enero de la República Dominicana en un vuelo de Delta, observó a cuatro oficiales de la ICE, copando el pasillo y a cada pasajero, se le preguntaba por la salida y reentrada del viaje y que hacía en la República Dominicana.

Esa pregunta, aunque rutinaria desde hace muchos años en las ventanillas de inmigración, se está implementando también en los pasillos de las terminales y antes de que los viajeros lleguen al área oficial de chequeo y ante los oficiales migratorios.

Una joven, que declinó identificarse, relató a este reportero que regresó el viernes de la semana anterior desde Santiago, desde la ventanilla de inmigración, la condujeron al área de segunda supervisión, en la que retuvieron por cinco horas.

Los oficiales la estaban compungiendo a que firmara el formulario 407, pero ella se negó rotundamente.

“Me hartaron con repetidas preguntas, me entregaron ese formulario que rechacé, diciéndoles que no lo podía firmar, porque no hablo ni escribo inglés y me mostraron el ticket de entrada de aduanas, llenado en la computadora, antes de hacer la fila para el chequeo, reclamándome que yo lo había llenado en inglés, aunque es verdad, los evadí, diciéndoles que alguien me lo llenó”, agregó la denunciante.

“Me dijeron también que lo firmara y que me regresara a República Dominicana, que era por mi bien”, narra la joven.

“Pero les respondí que si realmente era por mi bien, que por qué no me lo mandaban por correo a mi casa, para yo buscar a alguien que me lo llené”, añadió.

Cansados de combatir con la diestra joven, finalmente, los oficiales de la ICE se dieron por vencidos y le sellaron la entrada despachándola.

Ese caso, ilustra a docenas de otros en los que dominicanos y dominicanas, residentes permanentes, han sido por igual molestados y asediados por los policías migratorios de Estados Unidos, después de las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Donald Trump.

Luego de las denuncias, el consulado general en Nueva York y la Coalición del Norte de Manhattan por los Derechos del Inmigrante, han iniciado desde ayer lunes una campaña en medios locales, advirtiéndoles a los criollos con antecedentes judiciales no viajar a la República Dominicana.

Por Miguel Cruz Tejada