Instan a periodistas no solo a usar sino a entender los útiles de verificación

Por EFE sábado 14 de diciembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- Conocer las múltiples herramientas disponibles para verificar contenidos en línea se ha convertido en una absoluta necesidad para el periodista, pero igual de crucial es saber cómo funcionan por dentro y qué pueden y no pueden hacer, con el fin de no cometer errores garrafales.

Esta es una de las alertas más llamativas lanzadas por expertos en verificación que han participado ayer y hoy en el duodécimo seminario para periodistas organizado por la Fundación Asia-Europa (ASEF), Casa Asia y EFE en la sede central de esta agencia internacional de noticias, previo a la reunión de ministros de Exteriores Asia-Europa (ASEM) que tendrá lugar el lunes en Madrid.

Bajo el lema “Confianza en los medios e información en la era digital”, el seminario ha reunido a más de una veintena de jóvenes profesionales del periodismo provenientes de Alemania, Australia, Bangladesh, Bélgica, Bulgaria, Camboya, China, España, Grecia, India, Italia, Letonia, Lituania, Malasia, Mongolia, Holanda, Pakistán, Filipinas, Polonia, Rumanía, Rusia, Suiza y Tailandia.

No se les puede pedir a aplicaciones para el análisis de imágenes como FotoForensics, muy útiles en la verificación de fotografías, que den un veredicto definitivo sobre un determinado caso sin conocer sus limitaciones, ha advertido Eoghan Sweeney, y ha puesto ejemplos de errores.

Este consultor independiente, creador de la web OSINT Esssentials dedicada al periodismo de investigación en línea, ha alertado de que analizar imágenes es una tarea muy compleja. “No existe una solución única, un único botón que te diga si una fotografía es real o ha sido alterada digitalmente”, ha dicho citando a otro experto en la materia, el estadounidense Neal Krawetz.

En declaraciones a Efe, Sweeney ha asegurado que los medios de comunicación “van en la buena dirección” con las iniciativas que han estado tomando en los últimos años para descubrir y denunciar información falsa o engañosa, pero es realista: “Esta es una guerra que nunca podremos ganar, que nunca dejaremos de luchar, simplemente tenemos que hacerlo lo mejor que podamos para afrontarla”.

En su web OSINT reúne una completa colección de herramientas para ayudar al trabajo detectivesco de descubrir información falsa, venga de donde venga, y a los participantes en el seminario les ha revelado algunos “secretos” personales, por ejemplo cómo investigar el historial de los perfiles de una cuenta de Twitter incluso si no somos seguidores de esa cuenta o cómo deducir el correo electrónico de un individuo que nos interesa a partir de su cuenta en Twitter.

Desafortunadamente, para la verificación de vídeos no existe todavía ninguna herramienta eficaz, según ha reconocido Pablo Sanguinetti, periodista argentino que trabaja actualmente como instructor para España y Portugal por cuenta de Google News Lab.

Según Sanguinetti, la multinacional californiana ha entrenado ya a más de 220.000 periodistas por todo el mundo en sus múltiples herramientas de búsqueda que pueden ser utilizadas para verificar contenidos.

Ha destacado y explicado en particular cinco de esas herramientas: las opciones de búsqueda avanzada de su popular buscador; la búsqueda inversa de imágenes; los mapas; YouTube, que dispone del segundo motor de búsqueda más amplio del mundo, y finalmente los desarrollos de inteligencia artificial.

A propósito de esta última, otro de los ponentes, Lukasz Krol, ha llamado la atención sobre un problema central que afecta a esta revolución tecnológica y ha urgido a los periodistas a estar vigilantes.

“Los humanos generamos datos limitados o malos y usamos esos datos para que las máquinas aprendan”, ha denunciado Krol, coordinador de proyectos digitales en el campus de Natolin (Polonia) del Colegio de Europa.

Además, “el aprendizaje de las máquinas se basa en los datos disponibles actualmente y reflejan la sociedad que tenemos o teníamos, no la que queremos tener”, más igualitaria, más sensible al deterioro medioambiental, menos polarizada, dijo.

En la sesión de clausura del seminario, el presidente de EFE, Fernando Garea, ha asegurado que la digitalización “ya no es el futuro, sino el presente del periodismo”, y que “debe servir para unir regiones geográficamente distantes como Europa y Asia”.

“Apenas existen barreras y las que todavía perviven van a ser suprimidas precisamente con el intercambio permanente y con la práctica de un periodismo que está en continuo proceso de cambio y evolución”, ha añadido.