Insólito, preferir un aventurero

Por José Peña Santana miércoles 20 de junio, 2018

Durante los últimos años hemos podido ver una contradicción difícil a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana, que siempre consideramos soluble; pero ahora luce como un enfrentamiento frontal entre dos fuerzas de distintas potencias, incapaces de neutralizar una a la otra.

El afán de consignar en la Ley de Partidos Agrupaciones y Movimientos Políticos, la modalidad obligatoria de primarias abiertas y simultáneas, trae real y efectivamente la suspicacia, que casi en la mayoría del electorado dominicano gravita sobre el interés  que pueda tener varios colaboradores del mandatario de la nación para lograr montar una nueva reforma a la Constitución, con el único interés de poder procurar una repostulación al cargo que está supuesto abandonar el próximo 16 de agosto del año 2020.

En el Congreso Norge Botello celebrado en el año 2013, con el objetivo de escoger, ampliar o ratificar a los miembros de los distintos organismos y lograr el fortalecimiento institucional del Partido de la Liberación Dominicana PLD, el presidente Danilo Medina resultó beneficiado con la mayoría de las estructuras renovadas durante la celebración del mismo, no obstante, el presidente del partido doctor Leonel Fernández, mantiene en sus manos una cantidad suficiente de seguidores, con la que podría oponerse internamente a  las pretensiones reeleccionistas de algunos funcionarios del gobierno que encabeza el Presidente Danilo Medina.

En la tarde del pasado lunes 18 de los corrientes, el Secretario General de la organización política, doctor Reynaldo Pared Pérez, procedió a dar al conocimiento público la decisión que había tomado, de suspender de sus funciones como miembros del comité central y secretarios de finanzas y de organización, respectivamente, a  los señores ingenieros Víctor Díaz y Félix Bautista, el primero por estar encartado en el caso Odebretch y el segundo  porque fue prohibido de hacer negocios con los Estados Unidos y ya antes le había sido  negado viajar a ese país; hasta donde conozco no tiene ningún caso abierto en los tribunales de la República ni fuera del país. Ambos lo tomaron con normalidad, ya que uno había pedido por comunicación al Comité Político ser  relevado de su puesto hasta tanto pueda aclarar su caso en la justicia y el otro escribió en su cuenta de twitter que acataba por disciplina tal decisión aunque aclaró que no tiene cuentas pendientes con la justica.

He escrito varias cuartillas que este prestigioso periódico me viene colocando en su sección de opinión, desde donde me he atrevido aconsejar a los directivos del principal partido político del país, advirtiendo que de no poner un paro a tiempo a las rebatiñas interna, estarán expuestos a salir del control del Estado, toda vez que, si bien es cierto que el PLD, tiene una fábrica de presidentes, no menos cierto es que solo hay dos debidamente elaborados y bien terminado para estos tiempos.

Mas sabemos que no es tiempo para reelección por múltiples razones entre la que se destaca el impedimento constitucional, que podría ser provisional de algún modo; en cambio, el otro no tiene ese impedimento en la actualidad, lo que garantiza la continuidad del partido en el poder. A menos que el deliberado propósito de las partes que inducen a los dos únicos líderes a continuar sin solucionar un conflicto netamente político sea viabilizar la llegada de cualquier aventurero a la dirección del Estado, eso es lo que aparenta aunque resulte insólito que prefieran un aventurero.

Por: José Peña Santana

Anuncios

Comenta