¡Insólita Orden Departamental 33-19! ¿A dónde se llegará así?

Por Rolando Fernández miércoles 29 de mayo, 2019

¡Qué trabucazo, mamacita, y no el de Ramon Matías Mella, del 27 de febrero de 1844, en la llamada “Puerta de la Misericordia”, en Dominicana, cuyos ecos sonoros tenían como propósito anunciar la declaración de la Independencia de la República. ¡Hoy se está hablando de otra cosa!

Con este de ahora, lo que se diciendo claro, es estar contestes con la desnaturalización  de la especie humana, podría decirse, en términos de: “ establecer una cuádruple disociación en el ser humano: el sexo biológico (cuerpo con el que senace), la identidad de género(identidad que siente la persona y que puede coincidir o no con el sexo biológico), el rol de género (rol social de hombre o mujer, el cual viene determinado por la sociedad “, que es la forma como se describe la “ideología de género”, según una explicación aparecida en la red de la Internet, desde donde, evidentemente se pueden extraer muchos hilos dignos de análisis reflexivos y ponderación muy sosegada a la vez.

Se prevé que, en lo adelante se estará enseñando en las escuelas y colegios del país sobre la cuestionada, e impropia por demás, “ideología de género”; y, nada más que por orden del politizado y genuflexo Ministerio de Educación local, que ampara la resolución 33-2019, en la que se establece incluso, diseño e implementación con carácter prioritario. ¡Es rápido el asunto!

¡Ideología de género en las escuelas y colegios del país!, donde apenas se está enseñando a leer y escribir a los alumnos; y, cuando se habla de instruir respecto de la aritmética básica, ahí es que la cosa se pone agria.  ¡Salen, y se van a las universidades casi analfabetos, como vacíos de números y su aplicación!

Sin embargo, se pretende continuar complacientes con los patrones importados, y los esnobismos inadecuados para esta nación, que se podría decir, sin temor a equivoco, están marcando derroteros muy inciertos para este “solar caribeño”.  Claro, sin educación eficiente no se va a ningún lado. Sí, que a ello le sacan buen provecho los poderes hegemónicos, locales y externos. ¡Los narigoneos se hacen mucho más fácil!

Con sobrada razón, la “repulsa” relativa a nivel nacional ha sido tan amplia, máxime entre los mayores pensantes dominicanos, dentro de los que se encuentran, arzobispos, pastores, y por supuesto, profesores de calibre, que han bombardeado con certeros juicios, sólidas opiniones, las embestidas que sobre el particular han soltado los “titierados”, y narigoneables del patio, exponiendo aquellos, juicios bien sustentados, con criterios bastante lógicos.

Merece destacarse en tal sentido, por ejemplo, parte de lo que dijera monseñor. Castro Marte, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, que definió el nuevo invento, “como una fachada para hacerse graciosos con la sociedad civil y organismos”. Dijo, además, “todos sabemos que reprobamos en las asignaturas fundamentales, ocúpense de la seria obligación de educar, en vez de adoctrinar niños con ideologías”.

Por su lado, monseñor Víctor Masalles, fue bien puntual cuando señaló al respecto, y la consideró como: “una táctica del Gobierno para distraer la atención de algo que se esté cocinando (reelección u otra cosa), o quizá un problema que esté ocurriendo (en P. Catalina, u otra cosa). ¡Estén atentos!, agrego. No sería raro eso, cabría adicionar; pues, siempre se ha estilado aquí, hacer que la gente mire para otras partes, cuando el “horno” oficial está muy caliente.

Externó además el juicioso prelado católico: “la mayoría de los dominicanos no está al tanto de lo dañino que esto resulta para la educación de nuestros niños”.

También, el expresidente hoy del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue), Fidel Lorenzo Merán, advirtió: “debe enfocarse en superar la calidad de la educación y garantizar la seguridad escolar; eso no es más distracción y pérdida de tiempo; no prosperará”.

Pero, hay una aseveración que, se puede considerar como complementaria a lo expresado internamente, en el marco de la temática abordada, que se hiciera  en el exterior (Lima, Perú), que a pesar del tiempo transcurrido ya, (1998), merece la mayor atención posible en Dominicana hoy, precisamente, muy a propósito de la descabellada Orden 33-19, emitida por Educación:

“Quieren rebelarse contra esto y dejar a la libertad de cada cual el tipo de “género” al que quieren pertenecer, todos igualmente válidos. Esto hace que hombres y mujeres heterosexuales, los homosexuales y las lesbianas, y los bisexuales sean simplemente modos de comportamiento sexual producto de la elección de cada persona, libertad que todos los demás deben respetar”. (Mons. Oscar Alzamora, Reverendo, S.M., Obispo Auxiliar de Lima, Miembro de la CEAL – Lima, abril 1998).

(Fuente: red de la Internet)

Después de cuánto se ha expuesto aquí, y con deficiencias tan marcadas, como las que adornan la educación en esta República, que le han hecho convertir en el hazmerreír, cuando de evaluación a discípulos, internamente, como en el exterior se trata, ya veremos qué habrá de pasar en lo adelante.

¡Hacía dónde el inclinará el pulso! Qué pesará más, si los razonamientos lógicos contrarios expuestos con relación a la susodicha “ordenanza educativa”, o las presiones obvias de los poderes hegemónicos gravitantes, para que se imponga la fútil enseñanza. Evidentemente, andan detrás de lo suyo, mientras más brutos son, es mejor; con mayor facilidad se les maneja.

La verdad es que, se torna risible, y hasta enfada el asunto así dispuesto, para todos aquellos que participan de las actividades docentes puras en este país, incluidos quienes lo hacen a nivel superior, y que reciben una materia prima bien difícil de transformar, por las extremas deficiencias académicas que les “adornan”, amén del poco sentido de responsabilidad que hoy caracteriza al grueso del estudiantado nacional.

Finalmente, una interrogante que cabría hacerse cualquier “lego”, pero con cierta visión es: y por qué algunos periódicos de esos que están editorializando aquí en favor de que se aplique la tan cuestionada resolución, no lo hacen a diario, para que se despolitice el sistema de educativo nacional; se eficientice tan fructífera labor para la sociedad; y, se adopten todas las medidas que de seguridad que urgen, con respecto al orden y operatividad de los centros docentes locales.

¡Ah!, para que todos aquí vean con buenos ojos la aceptación de otro enlatado importado más, ¡sí!: y, por supuesto, que se complazca a los organismos injerencistas extranjeros que están tratando de imponer la esnobista iniciativa.

De otro lado, pero en el mismo orden, algunas organizaciones sociales del país, también están respaldando la dichosa Orden Departamental 33-19, que prioriza la igualdad de género. Evidentemente, nada más que por los nombres, se puede inferir lo que en verdad son esas, y sus posibles vinculaciones con las titeradas ONGs nacionales, que jugosos fondos reciben desde el exterior, para servir como cajas de resonancias a determinados propósitos intervencionistas, no muy beneficiosos para esta nación.

Pero, ¡es pa’lante que vamos! ¿Hacia dónde será? ¡No se sabe!

 

Autor: Rolando Fernández

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar