Inician reclamos sindicales en Argentina mientras Gobierno rechaza una huelga

Por El Nuevo Diario martes 7 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, BUENOS AIRES.- Organizaciones sociales y sindicatos comenzaron a manifestarse en Buenos Aires en el marco de la movilización convocada para hoy por la Confederación General de los Trabajadores (CGT) contra las políticas económicas del Gobierno de Mauricio Macri, que rechaza una inminente huelga general.

La jornada de lucha arrancó a primera hora de la mañana de mano del Partido de los Trabajadores al Socialismo (PTS) y otras agrupaciones de izquierdas, que realizaron cortes en las principales avenidas de la capital argentina para exigir un paro nacional y un plan de lucha a la CGT, la central sindical más importante del país.

El autodenominado "sindicalismo combativo" reclama que la central ha "dejado pasar" las medidas de ajuste de las patronales y del Gobierno nacional y los provinciales y critica que la convocatoria a la marcha se realizó junto a empresarios y partidos políticos que apoyan dichas decisiones.

Por ese motivo, las organizaciones de izquierda marcharán este martes en una columna independiente de la de la CGT, que evalúa aprovechar la fecha para llamar a una huelga general.

El resto de sindicatos, partidos políticos y agrupaciones empezarán a concentrarse a partir de las 11.00 hora local (14.00 GMT) en distintos puntos de Buenos Aires para marchar hacia la sede del Ministerio de Producción, donde se desarrollará el acto central, que girará en torno al rechazo a la destrucción de empleo y el reclamo de medidas de protección para los trabajadores.

En especial, alzan la voz contra los 120.000 despidos -según cálculos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa- y las suspensiones laborales masivas que se registraron en el último año y por los cierres de fábricas argentinas ante la apertura progresiva del mercado a las importaciones.

Además, no comparten las previsiones optimistas del Ejecutivo respecto a la vuelta al crecimiento económico en 2017 y la mejora de los indicadores de inflación y desempleo.

En ese sentido, el ministro de Trabajo argentino, Jorge Triaca, afirmó hoy que el Ejecutivo tiene "un diagnóstico distinto" al de la central sobre la situación del país e insistió en que "no hay un problema generalizado" en el empleo.

"Hay una inflación en baja, el empleo recuperó todo lo que había perdido en la primera parte del año pasado y la producción se empezó a recuperar", insistió en declaraciones a Radio Mitre.

Por su parte, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, hizo hincapié en que el previsible paro nacional no llevaría "a ningún lado" porque "es un costo para el país" y "genera conflictividad".