Inicia en Argentina juicio a exfuncionario que escondió millones en convento

Por EFE lunes 11 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, BUENOS AIRES.- El juicio contra el exsecretario argentino de Obras Públicas José López (2003-2015), procesado por enriquecimiento ilícito tras ser sorprendido ‘in fraganti’ hace dos años cuando trataba de esconder bolsas con 9 millones de dólares en un convento, comenzó hoy en un tribunal oral de Buenos Aires.

Además de López, que está en prisión preventiva desde el 14 de junio de 2016, en el banquillo se sientan su esposa, María Amalia Diaz; los empresarios Andrés Galera, Eduardo Gutiérrez, Carlos Gianni y Mario Mareoni -considerados testaferros del exsecretario- y la religiosa Celia Inés Aparicio, que le ayudó a meter los millones por la puerta del convento, según grabaron las cámaras de seguridad.

En el proceso, con multitud de testigos convocados y pruebas recabadas en la instrucción, se busca determinar el origen de los 8,9 millones de dólares y 150.000 euros (176.808 dólares) que el encargado de obras públicas de los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015) introdujo en el Monasterio Nuestra Señora de Fátima, en la provincia de Buenos Aires.

El exfuncionario, que está procesado en otras causas por supuesta corrupción, fue sorprendido y detenido tras la llamada de un vecino al 911 alarmado por los movimientos extraños que vio en la madrugada del 14 de junio a las puertas del convento.

En las imágenes de las cámaras de seguridad, que fueron difundidas por televisión, se ve a López aproximarse a una de las puertas de reja interiores con un arma larga, calibre 22, y varios bolsos.

Posteriormente toca con insistencia un timbre, hasta que se asoma una de las religiosas, supuestamente Aparicio, que abre una puerta de rejas y toma los bolsos, en los que aquella noche la Policía, después de detener a López, descubrió el dinero.

La monja alegó a los pocos días que pensó que lo que López llevaba eran bolsos con comestibles, por lo que le dijo “que los dejara en la cocina”.

Sin embargo, esta versión no convenció a Rafecas, que la procesó por presunto encubrimiento.

López, segundo del Ministerio de Planificación Federal que dirigía Julio de Vido -también detenido por otra causa- dijo al ser interrogado en la fase de instrucción que ese dinero provenía “de la política”, aunque no dio mayores detalles sobre el origen de los fondos.

Al cargo de enriquecimiento ilícito por no poder justificar los millones de dólares en efectivo secuestrados, se le sumaron dos acusaciones más, una por el origen de los fondos usados para comprar una casa en el delta del río Tigre y otra por un apartamento en Buenos Aires.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar