Informe de la Policía ofrece nuevos detalles sobre matanza en club gay, Orlando

Por admin viernes 14 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, MIAMI (EE.UU.).- Un informe de la Policía de Orlando, en el centro de Florida (EE.UU.), ofrece nuevos detalles sobre la matanza ocurrida en junio del año pasado en la discoteca Pulse, en la que perecieron 49 personas.

El documento, del que hacen eco hoy medios locales, revela que casi la mitad de las víctimas murieron en la pista baile y en el escenario del centro nocturno de ambiente gay, que aquella noche celebraba una Noche Latina.

La presentación de 78 láminas, que incluye fotos tomadas desde las cámaras corporales de los agentes de Policía, detalla que la madrugada del 12 de junio 20 personas murieron en la pista de baile, tres en el escenario y 13 perecieron en los baños del local, entre otras locaciones.

Habían tantos cuerpos en el suelo de la zona de baile que cuando un grupo de oficiales logró entrar al local un oficial pidió: "Si estás vivo, levanta la mano", de acuerdo al documento de la Policía de Orlando.

El atacante, Omar Mateen, se atrincheró en los baños de la parte norte del local, en donde permaneció unas tres horas, hasta que los efectivos usaron explosivos para ingresar al inmueble.

Mateen, un guardia de seguridad que había jurado lealtad al Estado Islámico (EI) y entró armado al local con un fusil de asalto y una pistola automática, murió en un intercambio de disparos con agentes policiales.

La presentación ha sido distribuida a varios cuerpos de seguridad en el mundo por el jefe de la Policía de Orlando, John Mina, para examinar la gestión del suceso, que dejó también 58 heridos y es considerada la mayor matanza con arma de fuego hecha por una persona en la historia reciente de EE.UU.

Aquella madrugada, un total de 300 uniformados de varias agencias de seguridad locales acudieron a la discoteca a lo largo de las 3 horas que duró la crisis.

La presentación se da a conocer días después de que la viuda de Mateen, Noor Zaqhi Salman, se declarara en un juzgado de Orlando no culpable de los cargos de ayudar e instigar a su esposo, así como de obstrucción a la justicia.

Tras su extradición desde California, donde fue detenida en enero, Zaqhi Salman permanece bajo arresto luego de que en marzo pasado un juez federal estadounidense revocara la libertad bajo fianza que le había sido concedida.

Familiares de víctimas de la matanza en la discoteca Pulse anunciaron en marzo una demanda civil contra la esposa del agresor y su empleador, al considerar que ambos conocían las intenciones de Omar Mateen y pudieron haber prevenido el ataque. EFE

Apple Store Google Play
Continuar