El indulto a Fujimori bajo sospecha de ser un acuerdo político; divide al Perú

Por EFE lunes 25 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, LIMA.- El indulto concedido por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, al exmandatario Alberto Fujimori, quien cumplía una condena de 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos, está bajo serias sospechas de ser un acuerdo político que los beneficia a ambos.

El aparente trato permitió a Kuczynski seguir en el sillón presidencial tras salvarse de ser destituido por el Congreso la semana pasada gracias a los votos de un pequeño sector del fujimorismo; y a cambio Fujimori obtuvo el domingo la libertad tras diez años de infructuosos intentos por salir de la cárcel.

Kuczynski, que se ha pasado su primer año y medio de mandato asfixiado por la presión del fujimorismo, que controla el Congreso con mayoría absoluta, se salvó el jueves pasado, contra todo pronóstico, de una moción del parlamento para destituirlo gracias a una decena de fujimoristas que se abstuvieron y no votaron a favor de su salida del cargo como el resto de su bancada.

Esos parlamentarios fueron liderados por Kenji Fujimori, hijo menor de Alberto Fujimori, quien en ocasiones anteriores ya había solicitado abiertamente a Kuczynski el indulto para su padre.

Indulto divide a Perú

La gracia a Fujimori divide nuevamente a Perú, marcada por la alegría de sus seguidores y la indignación de sus detractores, quienes buscarán devolverlo a prisión para que termine de cumplir una condena por violaciones a los derechos humanos.

La libertad de Fujimori abre un escenario impredecible en la política nacional, donde el actual presidente, Pedro Pablo Kuczynski, es duramente criticado por haberlo indultado.

Protestas y celebraciones

Cientos de peruanos salieron en Nochebuena a las calles de Lima para protestar contra el indulto.

Los manifestantes, entre ellos familiares de las víctimas de las matanzas por las que fue condenado Fujimori, se concentraron en la céntrica plaza San Martín para denunciar que el indulto es un acto de impunidad.

Los parientes de los asesinados y desaparecidos anunciaron que recurrirán a instancias internacionales para anular el indulto y que Fujimori, de 79 años, cumpla la totalidad de la condena a la que fue sentenciado.

En la movilización se exhibieron pancartas que calificaron el indulto como un “insulto” y a Kuczynski como un “traidor” y “cómplice del criminal”.

Kuczynski firmó el indulto solo tres días después de que se salvara de ser destituido del Congreso gracias a una decena de fujimoristas rebeldes con su grupo, liderados por Kenji Fujimori, hijo del expresidente, que en varias ocasiones anteriores había pedido al mandatario que indultara a su padre.

En menor cantidad, un grupo de simpatizantes de Fujimori se concentraron este lunes frente a la clínica donde el expresidente está hospitalizado para celebrar su liberación.

El indulto se dio por razones humanitarias, supuestamente porque Fujimori padece una “enfermedad progresiva, degenerativa e incurable”, con riesgo de agudizarse por las condiciones carcelarias, según un comunicado de la Presidencia de Perú.

Fujimori (1990-2000) fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por la autoría mediata (con dominio del hecho) en las matanzas de 25 personas en 1991 y 1992 perpetradas por el grupo militar encubierto Colina, y el secuestro agravado de un periodista y un empresario en 1992.

Se  salva de otro proceso

Fujimori no solo quedó eximido de una condena de 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos, sino que también se librará de otro proceso similar que tenía en marcha.

Además del indulto, Kuczynski concedió a Fujimori la gracia presidencial “para todos los procesos penales a la fecha que se encuentren vigentes”, según la resolución de su indulto publicada ese lunes en la edición impresa del diario oficial El Peruano.

Esa gracia presidencial conlleva que Fujimori se salve de ser procesado y juzgado por el caso Pativilca, donde al exmandatario se le acusa de ser responsable de la matanza de seis personas en 1992 a cargo del grupo militar encubierto Colina.

HRW: “Vulgar negociación política”

El director ejecutivo para América de la organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, lamentó el indulto otorgado al expresidente peruano Alberto Fujimori, al considerar que es el resultado de “una vulgar negociación política”.

“En lugar de reafirmar que en un estado de derecho no cabe un trato especial a nadie, quedará para siempre la idea que su liberación fue una vulgar negociación política a cambio de la permanencia de @ppkamigo (Kuczynski) en el poder”, escribió en su cuenta de Twitter.

Víctimas ven traición de Kuczynski

Familiares de víctimas y desaparecidos por las fuerzas armadas durante el mandato del exmandatario peruano Alberto Fujimori calificaron de “traición” el indulto otorgado por el actual presidente, Pedro Pablo Kuczynski, al exmandatario.

Fujimori toma indulto “con tranquilidad”

El exgobernante peruano Alberto Fujimori (1990-2000) tomó “con mucha tranquilidad” el indulto humanitario que le otorgó este lunes el presidente Pedro Pablo Kuczynski y permanecerá internado en una clínica de Lima hasta que se recupere de las dolencias que sufre, anunció su médico, Alejandro Aguinaga.

“Lo ha tomado con mucha tranquilidad y les transmite sus mejores deseos”, declaró Aguinaga a periodistas, tras abandonar la clínica donde permanece internado Fujimori.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar