Indignación razonable

Por Persio Maldonado viernes 11 de noviembre, 2022

El presidente Luis Abinader ha mostrado su rechazo e indignación al pedido del comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Volker Türk, para que República Dominicana pare las deportaciones de personas que entran ilegalmente al territorio nacional.

Ese pedido ignora de entrada nuestra soberanía para definir y gestionar la política migratoria.

Y, además, obvia la propia parsimonia de la ONU para procurar ayudar a Haití a superar el estado de colapso en que ha terminado.

Querer que los haitianos entren al país y que no podamos retornarlos es pretender que carguemos con las consecuencias de su situación, y la irresponsabilidad de la propia ONU.

Ahora tenemos que parar a cualquier costo el tráfico de personas que todos conocemos que se lleva a cabo en nuestro país. Paremos esa práctica vergonzosa que nos mete en esta situación

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar