Indignación en Pakistán por absolución de hombre que mató hermana influencer

Por EFE miércoles 16 de febrero, 2022

EL NUEVO DIARIO, ISLAMABAD.- La decisión de un tribunal paquistaní de absolver al hermano y asesino de la joven estrella de internet Qandeel Baloch, en un “crimen de honor”, desató el martes la indignación de los grupos más progresistas en el conservador Pakistán, que tachan de “vergonzosa” la medida.

Mohammad Waseem fue absuelto el lunes por la justicia “y será liberado tras un debido proceso de dos o tres días”, afirmó a EFE su abogado, Sardar Mehmood, que evitó ofrecer detalles concretos sobre los motivos por los que fue puesto en libertad.

Pese a que todavía no se ha hecho pública la orden judicial, Mehmood aclaró que existen diferentes factores que beneficiaron a Waseem, como el hecho de que no hubiese pruebas directas ni testigos oculares de la muerte.

El asesinato de Qandeel en 2016 conmocionó al país después de que su hermano confesase haberla drogado y estrangulado por deshonrar el nombre Baloch -su casta- “por los vídeos vulgares y declaraciones” que colgaba en las redes sociales, según su propia confesión en una rueda de prensa entonces, que más tarde retiró para declararse inocente.

Qandeel Baloch (Fuente externa)

La joven de 26 años de edad, en el momento de su muerte, se hizo popular en el país asiático por publicar vídeos en redes sociales como Facebook, donde contaba con 730.000 seguidores, en los que bailaba y cantaba con ropas sugerentes, rompiendo tabúes en la conservadora sociedad paquistaní.

Para los segmentos más liberales de la sociedad, Baloch representaba una inspiración debido a sus planteamientos desinhibidos y feministas, mientras que otros sectores más conservadores la criticaban por ello.

La decisión esta semana de la corte paquistaní causó una ola de críticas por parte de algunos sectores de la sociedad, que consideran que no se está haciendo nada por evitar este tipo de crímenes en Pakistán.

“Nosotros, como nación, deberíamos avergonzarnos de tal sistema”, escribió en Twitter el ministro de Información de Pakistán, Chaudhry Fawad Hussain, tras conocer la noticia.

La abogada y activista Nighat Dad mostró su indignación en las redes sociales porque el individuo “que confesó haber matado a Qandeel, su propia hermana, es un hombre libre en el mismo país donde Qandeel no pudo vivir en libertad”.

Crímenes de honor

Los llamados “crímenes de honor” son muy habituales en el Sur de Asia y suelen implicar a familiares que a través del crimen vengan lo que consideran una afrenta que contraviene la conservadora moral tradicionalista.

Tras el asesinato de la joven, el Gobierno paquistaní aprobó en octubre de 2016 una ley que prohíbe los perdones de los familiares de las víctimas en este tipo de delitos, un agujero legal con el que muchos hombres quedaban libres tras matar a una mujer, en general una hermana o una esposa.

A pesar de ello, los padres del asesino y la asesinada pidieron al tribunal que retirara los cargos contra Waseem porque le habían perdonado, petición que fue rechazada.

Además, la ley estableció una pena obligatoria de 25 años de prisión para aquellos que cometan estos crímenes y la creación de vías rápidas en los tribunales, aunque el abogado de Waseem aseguró hoy que esta ley no afectó a su cliente, al aprobarse después del suceso.

Apple Store Google Play
Continuar