Imputados por caso Odebrecht en R.Dominicana cumplen una semana en prisión

Por EFE Martes 6 de Junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Diez de los catorce imputados en la República Dominicana por los sobornos que la constructora Odebrecht aseguró haber pagado en el país, cumplen este martes una semana bajo arresto, a la espera de que el juez conozca la medida de coerción en su contra durante una audiencia que se retomará mañana.

Entre los detenidos están el ministro de Industria y Comercio, Temístocles Montás, el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de la oposición), Andrés Bautista, y el empresario Ángel Rondón, representante comercial local de Odebrecht, señalado por el Ministerio Público como la persona que recibió y distribuyó el dinero.

Dos senadores del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y un diputado del PRM también están imputados, pero no han sido detenidos a la espera de que sus respectivas cámaras decidan sobre el retiro de la inmunidad parlamentaria.

Al grupo, que ha negado, por separado, vinculación alguna con el caso, se le acusa de los delitos de sobornos, asociación de malhechores, prevaricación, desfalco, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

El procurador dominicano, Jean Alain Rodríguez, solicitó 18 meses de prisión preventiva para los detenidos, petición que conocerá mañana el juez Francisco Ortega Polanco, designado para conocer el caso de la constructora, que ejecutó 17 obras en el país durante 13 años.

Ortega retomará la audiencia tras aplazarla el pasado 31 de mayo a pedido de la defensa de varios de los imputados que solicitaron que el Ministerio Público les entregue las pruebas que dice tener contra sus defendidos.

El senador oficialista Julio César Valentín, del PLD, uno de los imputados, negó hoy su implicación en el caso, así como el patrimonio que le adjudica la Procuraduría General.

Valentín ofreció hoy una rueda de prensa junto a su abogado Jorge Luis Polanco, quien afirmó que el patrimonio de su defendido es de menos de la mitad de lo que le afirma la Procuraduría General.

Por su lado, el exvicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) Radhamés Segura, también bajo arresto, aseguró hoy en un comunicado publicado en diarios locales, que las acusaciones en su contra “carecen de todo tipo de fundamento y no obedecen a la verdad”.

El presidente del PLD, el exjefe de Estado Leonel Fernández, quien no se había pronunciado públicamente sobre este escándalo, dijo hoy en un artículo publicado en el periódico Listín Diario, que se espera que la Justicia actúe en este caso “con absoluta imparcialidad e independencia, en base al principio de la presunción de inocencia y sujeto al criterio de legalidad de las pruebas”.

Por su lado, el colectivo “Marcha Verde”, que surgió tras revelarse los sobornos pagados por Odebrecht en el país, reclamó hoy nuevamente al Ministerio Público una investigación penal de la financiación de las campañas electorales del gobernante Danilo Medina, en el marco de las pesquisas que se realizan por este caso.

Según extractos del expediente presentado por el Ministerio Público y divulgados por medios locales, los imputados lograron acumular millonarias fortunas durante estos años, supuestamente gracias a los sobornos que recibían del empresario Ángel Rondón para agilizar contratos o financiación a favor de Odebrecht.

Las detenciones en el país se produjeron poco después de que la República Dominicana recibiera de Brasil los datos sobre los sobornos pagados por Odebrecht en el país, gracias a un acuerdo entre el Ministerio Público y la multinacional, que deberá pagar 184 millones de dólares, el doble de lo que entregó en sobornos para hacerse con contratos de obras públicas entre 2001 y 2014.

Con este acuerdo, Odebrecht se comprometió a revelar los nombres de los beneficiados, a cambio de que sus empleados no sean enjuiciados en este país caribeño.