Importante mensaje para la población. ¡Aguáitese “compay”!

Por Rolando Fernández sábado 9 de noviembre, 2019

Si es bien leído, probablemente se piense bastante, antes de ir a sufragar aquí en lo adelante. Puede que a muchos ciudadanos dominicanos se les caiga la venda, y reflexionen sosegadamente, como una forma de impedir que toda esta claque politiquera de nuevo cuño, les siga embaucando con sus demagogias y falsas promesas acostumbradas.

¡Qué muestra más significativa! De acuerdo con el informe sobre ingresos y gastos que fuera presentado a la Junta Central Electoral (JCE), por los representantes de la candidatura del señor José Rafael Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), de cara al proceso electoral a celebrarse en el año 2020, qué se pude esperar de todos estos aspirantes locales a ocupar la primera magistratura del Estado, la poltrona presidencial. ¡De cuánto hay que disponer!

De poder llegar alguno al poder, conjuntamente con la orquesta acompañante, ¿trabajarán esos en favor de este pueblo, teniéndose que invertir tan cuantiosa suma de dinero? ¿Gastar tanto, para ir a servir desde los puestos públicos que se ostenten? ¡Difícil!

Según el informe presentado por el PRM, ante el organismo árbitro-organizador del proceso electoral, durante el corto período julio 7, a octubre 6, del presente año, para celebración de primarias –  escogencia del candidato presidencial a proclamar por la entidad -, se tuvo que incurrir en gastos ascendentes a la friolera de  RD$114 millones, que, sin importar procedencia de los ingresos, cabría agregar, sin lugar a duda constituye un escándalo, hasta ofensivo, para una población en crisis, como la presente en Dominicana actualmente. (Véase “Listín Diario”, del 2-11-19, página 5).

Dentro de bojote de cuartos, gastados solo con la finalidad de agenciarse votos en su favor, el aspirante principal aportó la suma de “RD$40 millones, 184 mil 958 pesos con 17 centavos”, casi nada, ¿verdad? Diablo, carajo, parece que la presidencia de la República proporciona muy jugosos beneficios, cuando gastar así para poder llegar a ella, no pesa.

Además, preciso es destacar el aporte adicional recibido, equivalente a unos RD$67,707,300 (milloncitos), procedentes de amigos y relacionados, según la reseña – ¿quiénes serán? – que no se regalan “por amor al arte”, como se dice; sino que, a esos “altruistas” hay que buscarles lo de ellos a posteriori; se les debe reciprocar bien.

Otro aspecto muy importante a considerar es: si esos fueron los requerimientos económicos para la celebración de unas primarias – selección de precandidatos -, cuáles serán los necesarios para costear los procesos electorales subsiguientes, incluido el principal, de mayo venidero.

Digno de sosegada reflexión es también: un gasto de RD$114 millones, igualándose a los ingresos recibidos durante igual periodo computado, – precampaña primarias – coincidencia, ¿no es cierto?, tratándose del candidato de un partido de la seudo oposición local, coloreado diferente.

Y, qué será entonces los de aquellos de una misma entidad, que han tenido abiertas las arcas del Estado nacional para nutrirse de ellas, y un patrocinio empresarial ganado, que por reciprocidad corresponde cantearse, para catapultar representantes dentro de las esferas del poder local. Probablemente, no se atrevan a publicar nada.

La pregunta que nadie puede dejar de hacerse es: ¿Se podrá ir a trabajar así por el país? ¡Bueeeno! Se puede hacer un símil de esa despreciable realidad, con la del “bobo” del crecimiento económico que aquí tanto se cacarea, en base a estar cogiendo cuartos prestados en abundancia, incluso, con hipoteca de la soberanía, para derivar conclusiones conjuntas certeras.

Una última interrogante a planearse sería, soportarán esas cifras mostradas, incluidos los recursos extras recibidos, con clara procedencia; los aportados por el candidato; como, el desglose de gastos que se señala, una auditoría exhaustiva, para edificar bien a esta sociedad al respecto, eliminando así eventuales dudas posibles.

¡Pueblo, ya es tiempo de quitarse la venda! El sistema político que actualmente rige en el país no funciona; solo está concebido, para beneficiar a unos pocos; que se hagan ricos, o más de lo que son, con la mayor rapidez posible. Y tú, tonto útil narigoneado a su entender, solo eres tenido en cuenta, para pagar impuestos, e ir a votar a las urnas.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcdaminemos.wordpress.com

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar