Importancia de fomentar el ITSC en el Gobierno del Cambio

Por Lic. Elvys Duarte viernes 7 de agosto, 2020

El mundo ha dejado de ser, desde hace un tiempo considerable, un conjunto de colectividades humanas que buscan de manera aislada un beneficio particular para convertirse en una unidad socioeconómica agrupada en pos de un interés colectivo bajo el concepto de la globalización. De ahí que el desarrollo de una sociedad no sólo debe medirse a través de sus recursos económicos, pues al momento de determinar su sostenibilidad cobran vital importancia la eficiencia de sus instancias educativas, sean del nivel que fueren, pues en la era en la cual vivimos la tecnología, la información y el conocimiento constituyen las vértebras transversales del desarrollo de un pueblo.

Nadie puede negar que en el día de hoy, la educación es la clave para tener éxito en la vida, por eso es lamentable que el próximo ministro de educación Roberto Furcal tenga razón cuando expresó: “el modelo educativo dominicano no funciona”, siendo un deber ineludible del gobierno del cambio la reestructuración de todos los órganos participantes en el sector, a fin de propiciar más oportunidades de desarrollo para todos los dominicanos.

Nuestro presidente electo Luis Abinader, se encuentra comprometido con eficientizar el gasto público a fin de solucionar los problemas que nos aquejan y contribuir a la creación de oportunidades en provecho del pueblo dominicano; por eso aseguramos que la educación, y con ella la formación técnico profesional, serán ejes principales del gobierno que se instaurara el próximo 16 de agosto, pues la calidad de la enseñanza incide directamente en la competitividad del país.

Es necesario invertir en la capacitación de los jóvenes para impulsar el crecimiento económico y construir una base sólida para el progreso. Esa fue la visión con la cual el 7 de agosto de 2012 fue creado por la Resolución No. 30-2012, del Ministerio de Educación Superior, Ciencias y Tecnología  (MESCYT), el Instituto Técnico Superior Comunitario (ITSC), el cual está llamado a crear oportunidades de formación educativa a estudiantes de bajos recursos con la finalidad de obtener su pronta inserción a la economía nacional.

Este Instituto está llamado a convertirse en un centro de formación para jóvenes y adultos que dote al sector empresarial de trabajadores calificados y sirva de preparación inicial para los estudios universitarios, abriendo nuevas oportunidades de desarrollo a los sectores marginados. Ante la recesión económica y el alza de desempleo que generará la pandemia del Covid 19, es necesario que el gobierno del cambio le otorgue a esta entidad la importancia que merece y expanda sus instalaciones a otras comunidades con el fin de incrementar la formación académicas de los dominicanos aún en las ciudades más remotas.

La asociación americana de community college, establece que la misión principal de estos institutos es brindar a todos los estractos sociales la posibilidad de acceder a programas de formación educativa que satisfaga las necesidades de la población y sirvan de complemento a la educación inicial lo que trae como resultado un mejoramiento de la preparación a académica y una pronta inserción al sistema productivo nacional. El desarrollo de estas entidades está estrechamente relacionado con el incremento de la calidad de la formación académica universitaria, pues estos institutos potencializan la formación profesional de sus alumnos dotándolos de conocimientos y habilidades que facilitaran sus ingresos a las universidades reduciendo los niveles de deserción.

A 8 años de formación de esta entidad, es necesario que el gobierno del cambio garantice a nuestros ciudadanos las condiciones necesarias para que este Instituto brinde una educación de calidad, pues es lamentable el nivel de deterioro al cual el desgobierno peledeista ha sometido la planta física y los laboratorios de esta entidad gubernamental. Este Instituto está llamado a ser la puerta de acceso más rápida que poseen los sectores marginados para insertarse en la productividad.

Atendamos este requerimiento,  reduzcamos los índices de delincuencia  otorgando a través del Instituto oportunidades de cambio para todo el pueblo dominicano.

El autor es abogado y dirigente político del Partido Revolucionario Moderno.

Por Elvys Duarte

Comenta