Iglesia Católica solicita Gobierno construya politécnico en Licey al Medio 

Por Hilarión Isalguéz viernes 13 de octubre, 2017
EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- La Iglesia Católica exhortó a invertir en los jóvenes porque es la forma más hermosa de construir un presente y un futuro esperanzador para todos los dominicanos.  
Llamó a construir nuevos politécnicos, señalando que en esos centros educativos los jóvenes tienen la oportunidad de aprender un oficio con el cual ayudarán a sus familias y abrirse paso a estudios universitarios. El criterio se recoge en el editorial del semanario Camino, que en su forma de papel circulará desde este domingo en parroquias y puestos de ventas de impresos.
En el llamado,  la institución eclesiástica afirma  que los politécnicos constituyen la mejor manera de que los jóvenes se alejen de la perversión y violencia que les brinda la sociedad.
 
En ese tenor, solicita al Gobierno central a través del Ministerio de Educación, la construcción de un politécnico para la Fundación Monumento Viviente en el Municipio de Licey al Medio, donde se realiza una labor de amor a favor de la juventud.
   
“Felicitamos a todos los que han hecho posible que Monumento Viviente continúe su labor, después de 25 años haciendo camino al andar”, se regocija.
     
Resalta que, “ahí están las ¬huellas de bien” y  “nuestro reconocimiento a los que han arrimado el hombro para llevar esta carga solidaria, que han asumido con alegría y amor”.
   
“Qué hermoso fuera que a la entrada de cada municipio de nuestro país nos dé la bienvenida otro monumento viviente y así tendremos una patria mejor”, enfatiza.
     
Recuerda, que “la gloria de Dios es que el hombre viva como persona. Esta frase de San Ireneo Lyon, inspira al padre Darío Tavéras, MSC, para crear en 1992 la Fundación Monumento Viviente”. 

Los católicos presentan los dos polos contrapuestos, al indicar que, mientras en el país las autoridades de entonces construían un monumento para conmemorar los 500 años de la llegada de los españoles a estas tierras, el misionero dominicano Tavéras, con el apoyo de un grupo de hombres y mujeres de la comunidad de Licey al Medio, daba inicio a otro monumento, en este caso, no construido con ladrillos y piedras, sino con los anhelos y esperanzas de un pueblo que busca encontrar su dignidad.
      
Explica que, los frutos de esta obra han llegado a los más necesitados a través de los s
eis proyectos que tienen: Hospital para los enfermos de la vista; un hogar de ancianos y ancianas; dos guarderías; una escuela; una biblioteca y un centro cultural. 

Pero pretenden más, como es lograr la construcción de un politécnico que vendría a llenar un gran vacío de oportunidades en la zona, asevera el artículo.
 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar