Iglesia Católica: Es hora de sentar precedente contra la corrupción; dice la gente despierta

Por El Nuevo Diario jueves 11 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Iglesia Católica declaró que ya es hora de que en la República Dominicana se siente un precedente contra la corrupción, tras advertir que la gente está despertando y comienza a exigir transparencia.

El clero se muestra preocupado porque la corrupción eche raíces tan profundas que luego impida poder arrancarla de la sociedad dominicana.

“El delito sin castigo fomenta la violencia. Corroe y destruye los cimientos de la sociedad, y por eso nos preocupa que la corrupción eche raíces tan profundas”, expone la Iglesia.

A través del editorial del periódico Camino, órgano de difusión impreso del Episcopado dominicano, la institución religiosa enfatiza que la corrupción es un cáncer que afecta a los pobres, como ha dicho el Papa Francisco.

“Como decimos en nuestro país, le quita el pan de la boca a millones de personas que sufren las consecuencias de vivir llenas de carencias, mientras otros disfrutan y navegan en el mar de la opulencia con los recursos ajenos”, deplora.

“Pero nuestra gente –añade- está despertando y comienza a exigir transparencia. No desea continuar revestida de una indiferencia que al pasar el tiempo se vuelve complicidad”.

Según la Iglesia, en la lucha para combatir la corrupción deben estar involucrados todos los sectores, gobierno y el pueblo.

En una evidente alusión al movimiento verde, que reclama castigo contra la corrupción, el catolicismo dominicano alertó que nadie debe enojarse ni descalificar a quienes sueñan con una República Dominicana mejor.

“Anhelamos que un día, no muy lejano, los que se han burlado de los más débiles, apropiándose de lo que pertenece a todos, no encuentren padrinos que acompañen sus fechorías”, subraya el editorialista.

Finalmente afirma que es hora de sentar un precedente que sirva de muro de contención contra aquellos que no han entendido que desempeñar una función pública tiene que ser la gran oportunidad para servir a la Patria, y no para servirse de ella.

POR LUIS BRITO

Apple Store Google Play
Continuar