Iglesia Católica de RD alerta comunidad internacional por abusos en Nicaragua

Por Hilarión Isalguéz lunes 23 de julio, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- La Iglesia Católica dominicana alertó a la comunidad internacional, sobre los abusos y atropellos cometidos por la policía y bandas paramilitares en Nicaragua, donde asegura han roto todos los límites, y abogó por el retorno al diálogo para evitar ver tantos funerales a causa de la violencia en el marco de las protestas generalizadas.

Fija su llamado, en el editorial de la última tirada del semanario Camino, que en su formato de papel comenzó a circular en parroquias y tiendas de venta de impresos, en el cual agrega, que  pocas veces “hemos visto en nuestros pueblos latinoamericanos, huestes  fanatizadas atropellando a dignatarios de la Iglesia como al Cardenal Brenes, a obispos, sacerdotes y hasta el Nuncio de Su Santidad, sin importarles a sus verdugos que estas imágenes dan la vuelta al mundo”.

Los católicos dominicanos se cuestionan que, “si así tratan a estos pastores, qué no harán con la gente del pueblo dispersa en diversos espacios de la tierra de Rubén Darío”.

Señala que las estadísticas dan cuenta que pasan de 350 las personas que han sido ase­sinadas desde el 19 de abril, cuando se iniciaron las protestas pacíficas. Para preguntarse, por qué las autoridades nicaragüenses rompieron el diálogo, única manera civilizada de encontrar la paz.

En el editorial reprochan, que no hay forma de  justificar el atentado contra el Obispo de Estelí, Mons. Abelardo Mata, los tiroteos en el templo de la Divina Misericordia, en Managua, donde habían jóvenes refugiados resguardándose de quienes con odio y saña los perseguían para quitarles la vida.

La jerarquía religiosa criolla de nuevo se cuestiona que, “hasta dónde llegarán, cuando hasta la sede Caritas fue incendiada, y la Basílica de Diriamba fue blanco de los tiros con armas de guerra”. Con resignación expresa, que la lista de atropellos es larga, y que el horror creado es infernal.

 

Clama por respaldo internacional

La Iglesia Católica dominicana alarmada pide que, “frente a tanta ignominia, la comunidad internacional debe presionar para que el Gobierno de Nicaragua, frene esta ola de violencia que nadie en su sano juicio podía ima­ginar”.

Considera que el diálogo debe volver, y que los responsables de estos desmanes paguen su culpa por el daño causado, porque el crimen sin sanciones es un estímulo para los sin alma.

Recuerdan que los Obispos dominicanos en la conclusión de su reciente Asamblea Plenaria en una de sus resoluciones dijeron, “deploramos y repudiamos las agresiones que en Nicaragua se han realizado a todo el pueblo, incluyendo a obispos y sacerdotes que buscan la defensa de los nicaragüenses”.

Apelan para que El Señor les mantenga firmes, como valientes testigos suyos en medio de la violencia y las injusticias que arropan a esa nación hermana”.

Lamentan, que la situación del pueblo nicaragüense es dolorosa, y los hechos que ocurren a diario en ese hermano pueblo centroamericano, vuelven trizas el respeto a los derechos humanos.

Concluyen el editorial diciendo que “allí la vida de los que disienten del gobierno, no vale nada”, y vaticinan en Nicaragua, un funeral permanente de jóvenes que soñaron con la libertad prometida, y que hoy la represión se los ha llevado a destiempo.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar