Idiaf estudia la cuantificación de gases con efecto invernadero en la ganadería dominicana

Por El Nuevo Diario martes 21 de mayo, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf) valida tecnologías de última generación para estimar las emisiones de gases de efecto de invernaderos en la ganadería dominicana, a través de un proyecto de investigación patrocinado por el Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt) del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt).

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las actividades agrícolas contribuyen con la mitad de las emisiones globales, contribuyendo con dos de los más potentes gases de efecto invernadero, estos son: el óxido nitroso y el metano.

El óxido nitroso es producto de la orina del ganado  y la aplicación de fertilizantes y el metano es producto de la fermentación entérica en la producción de la ganadería. Estos gases afectan la capa de ozono, aumentando la temperatura en el medio ambiente, afectando las capas glaciares y la vida de las especies en los mares y océanos.

La Mescyt auspicia el proyecto Medición, cuantificación y opciones de mitigación de gases con efecto invernadero (óxido nitroso y metano entérico), emitidos por la ganadería dominicana que influyen en el cambio climático, para cuantificar los principales gases con efecto invernadero en sistemas productivos y brindar opciones de mitigación. La investigación, se realiza con una inversión de 10.75 millones de pesos.

De acuerdo al doctor Gregorio García Lagombra, investigador en producción animal del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf) y líder del proyecto, la producción de ganado en la República Dominicana es responsable de los graves problemas medioambientales de hoy en día, requiriendo de acciones urgentes para hacer frente a esta situación, el costo ambiental por cada animal tiene que reducirse drásticamente para evitar que la situación empeore, puntualiza.

García Lagombra indica que el proyecto auspiciado por la Mescyt cuantificará y medirá las emisiones de metano entérico (CH4) y de óxido nitroso (N2O) de ganado bovino bajo condiciones de pastoreo y los factores de emisión en los sistemas de producción bovina más frecuente del país.

En un experimento montado en el Centro de Producción Animal del Idiaf, ubicado en el kilómetro 22 de la Autopista Duarte, se manipulan 14 novillas, de las cuales siete son alimentadas a bases de forrajes y las otras siete a base de alimento concentrado, para poder medir las diferencias en la producción de metano entérico. El experimento estimará la cantidad de metano entérico que se produce en el país a través de cálculos indirectos basados en la población ganadera del país.

En el estudio se detectarán los gases emitidos por el animal mediante dispositivos colocados en la nariz del animal, por medio de tubos receptores, en un tiempo promedio de cuatro días para luego proceder a su medición. El proceso permite medir la cantidad de gases emitida por efecto de la alimentación y digestión del animal, de acuerdo a la pastura ingerida. La idea es obtener datos de emisiones para utilizarlas en estimaciones confiables cercanas a la realidad de la ganadería dominicana.

De acuerdo al doctor García Lagombra, con la cuantificación de los gases, se estudiaran las acciones de mitigación a través de raciones alimenticias necesarias, para reducir significativamente la cantidad de gas emitidos a la atmosfera.

Entre las soluciones sugerida por FAO para mitigar los efectos de las emisiones de gases de efecto invernaderos están el utilizar métodos de conservación del suelo y el silvopastoreo, junto a la exclusión controlada del ganado en áreas delicadas y el pago por servicios medioambientales en el uso del suelo para la ganadería para limitar su degradación.

Asimismo, FAO recomienda incrementar la eficiencia de la producción ganadera y de la agricultura forrajera, mejorando la dieta de los animales para reducir la fermentación intestinal y las consiguientes emisiones de metano y establecer plantas de biogás para reciclar el estiércol y mejorar la eficacia de los sistemas de uso del agua.

El plan se realiza bajo la coordinación del doctor Gregorio García Lagombra y con la asistencia de los ingenieros Joaquín Caridad y Víctor Asencio, quienes han recibido capacitación en Chile y Uruguay para la realización de esta investigación.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar