Identifican como Salman Abedi al principal sospechoso de ataque en Manchester

Por Associated Press martes 23 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MANCHESTER, (AP) — Los investigadores buscaban el martes a los posibles cómplices del suicida que detonó una bomba al final de un concierto de Ariana Grande en Manchester. La explosión dejó 22 muertos y una estampida de jóvenes, algunos con las orejas de gatito características de la estrella pop y aferrando globos rosados.

Dos funcionarios estadounidenses dijeron a The Associated Press que las autoridades británicas identificaron al sospechoso como Salman Abedi. Un funcionario de seguridad europeo dijo a la AP que era británico. Los tres hablaron bajo la condición de anonimato por tratarse de una investigación en curso.

Los archivos oficiales revelan que Abedi tenía su domicilio registrado en la casa allanada por los investigadores.

El grupo Estado Islámico se declaró responsable de la carnicería del lunes por la noche, pero la inteligencia estadounidense dijo que no se pudo verificar. La policía británica allanó dos lugares en la ciudad, provocó una explosión controlada en uno de ellos y arrestó a un hombre de 23 años en otro.

La primera ministra Theresa May y la policía dijeron que el agresor murió en el ataque, algo que no mencionó el anunció de ISIS, que tenía varias discrepancias con los sucesos descritos por las autoridades.

 

Gritos aterrados de adolescentes llenaron la Manchester Arena después de la explosión del lunes por la noche, mientras los asistentes se atropellaban en el intento de huir. Cincuenta y nueve personas resultaron heridas en lo que la primera ministra británica Theresa May calificó de “monstruoso ataque terrorista”.

Entre los muertos había una niña de ocho años _la víctima más joven que se sepa hasta el momento_ y su madre y hermana estaban entre los 59 heridos en lo que la primera ministra británica Theresa May calificó de “monstruoso ataque terrorista”.

“Nos resulta difícil comprender la mentalidad perversa y retorcida que ve en una sala atestada de niños no una escena para atesorar sino una oportunidad para la matanza”, dijo. La campaña para las elecciones del 8 de junio fue suspendida.

La policía de Manchester dijo que el agresor murió en el ataque. Anunció el arresto de un hombre de 23 años en el sur de la ciudad, en relación con el ataque.

El Estado Islámico dijo el martes que “un soldado del califato plantó bombas en medio de las reuniones de los cruzados” y luego las detonó. No precisó si el atacante murió. La policía dijo que se utilizó “un dispositivo improvisado”.

El incidente desencadenó una búsqueda frenética de seres queridos durante toda la noche, con padres intentando localizar a sus hijos adolescentes y grupos de amigos separados tras la explosión que intentaban reencontrarse. Twitter y Facebook se llenaron de peticiones de información sobre gente desaparecida.

El ataque sucedió al final del concierto de Grande, cuando los asistentes se dirigían a las salidas. Testigos dijeron que vieron tornillos y otras piezas de metal, indicando que la bomba podría haber contenido metralla que buscaría aumentar los daños.

Varios servicios de taxis se ofrecieron a llevar gratis a casa a asistentes que se habían quedado varados, y vecinos de la zona se ofrecieron a alojar a gente que no pudiera llegar a casa tras el cierre del transporte público.

Al concierto asistieron miles de jóvenes del norte de Inglaterra. Grande, que no resultó herida, tuiteó horas más tarde: “Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento tanto, tanto. No tengo palabras”.

Según May, las autoridades creen haber identificado al atacante, pero no reveló su nombre. La policía sigue intentando determinar si actuó en solitario o si tenía un cómplice.

“Hubo un gran estallido como de una bomba que asustó a todo el mundo y todos intentamos huir del estadio”, dijo Majid Khan, de 22 años. “Fue un estallido y básicamente todo el mundo que estaba en el otro lado del estadio, donde se escuchó la explosión, vino corriendo rápidamente hacia nosotros mientras intentaban escapar”.

La campaña para las elecciones generales británicas del próximo 8 de junio quedó suspendida.

La explosión ocurrió cerca de la salida del Manchester Arena en torno a las 22:30 (2130 GMT), cuando Grande ponía fin al concierto de su gira Dangerous Woman. Autos de policía, equipos de expertos en explosivos y 60 ambulancias acudieron al lugar al hacerse evidente la escala de la matanza. Unos 400 agentes se movilizaron durante la noche para colaborar en la investigación.

El servicio de ambulancias del noroeste del país dijo haber trasladado a 59 personas a hospitales.

Decenas de líderes mundiales ofrecieron sus condolencias a las familias de las víctimas. Autoridades en varios países de la Unión Europea guardaron un minuto de silencio y las banderas de las instituciones ondearon a media asta.

“Muchos inocentes y hermosos jóvenes, viviendo y disfrutando de la vida, asesinados por los malvados perdedores de la vida”, señaló el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desde Cisjordania.

La reina Isabel II, acompañada por su esposo el príncipe Felipe, su hijo el príncipe Carlos y la esposa de éste Camila realizaron un minuto de silencio en la escalinata del Palacio de Buckingham el martes.

La casa donde la policía británica provocó una explosión controlada en Manchester se encuentra en un suburbio de diversidad étnica de la ciudad.

La policía allanó una casa modesta en Fallowfield, en el sur de Manchester, y el personal forense entraba y salía del lugar. Los vecinos dijeron que sabían poco sobre los habitantes de la casa, pero que eran varios.

La vecina Natalie Daley dijo que la asustó un estruendo el martes por la tarde, seguido de voces policiales que gritaban, “¡entren a sus casas, aléjense de las ventanas!”

La gira Dangerous Woman es la tercera que realiza Grande, de 23 años, para promover el álbum homónimo.

Los promotores de la O2 Arena de Londres, donde Ariana Grande tenía previsto actuar el jueves y viernes, dijeron que estaban en contacto con los representantes de la artista acerca de sus próximos pasos.

“Estamos anonadados y profundamente entristecidos por la terrible tragedia en Manchester. Nuestros pensamientos y oraciones se dirigen a los afectados y sus familias”, dijo la arena en un comunicado. “Estamos en contacto con los promotores de la gira de Ariana Grande y actualizaremos apenas recibamos nueva información sobre las fechas previstas en O2”.

Grande aún no ha revelado si continuará su gira europea luego de la explosión en Manchester.

Después de Manchester, preveía realizar conciertos en Londres el jueves y viernes y posteriormente en Bélgica, Polonia, Alemania, Suiza y Francia. La gira continuaría después en América Latina y Asia.

___

Hui informó desde Londres y Hinnante desde París. Gregory Katz, Brian Rohan, Paisley Dodds y Sophie Berman en Londres; John Leicester en París; Eileen Putman en Washington; Leanne Italie en Nueva York y Mesfin Fekadu en Jersey City contribuyeron a este despacho.

Apple Store Google Play
Continuar