Huracán Harvey deja al menos una víctima mortal a su paso por Texas

Por EFE sábado 26 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, Washington.- El huracán Harvey, el de mayor fuerza que ha tocado territorio estadounidense en 12 años, ha dejado al menos una víctima mortal en la pequeña ciudad costera de Rockport (Texas, EE.UU.), donde el ciclón tocó tierra el viernes con unos vientos de hasta 215 kilómetros por hora.

En una rueda de prensa, el alcalde de Rockport, Charles “C.J.” Wax, anunció que el ciclón se ha cobrado a su primera víctima mortal, aunque rechazó dar detalles sobre la identidad del fallecido.

“Es una persona que se quedó atrapada en su casa durante un incendio en medio de la tempestad”, detalló a la prensa el juez Burt Mills, del condado de Aransas, al que pertenece Rockport.

Los funcionarios locales indicaron que hay entre 12 y 14 personas que sufrieron heridas leves debido a la tormenta que impactó con fuerza en Rockport.

Rockport, una ciudad costera de casi 9.000 habitantes, amaneció hoy desolada con calles convertidas en auténticos ríos, árboles derribados, señales de tráfico arrancadas, edificios derruidos y hasta barcos dados la vuelta por la fuerza del viento, según mostraron las televisiones locales.

En declaraciones al canal meteorológico The Weather Channel, el alcalde de Rockport, Charles “C.J.” Wax, aseguró hoy que el ciclón ha dejado una “devastación generalizada” y que “algunas casas, escuelas y negocios fueron fuertemente dañados o incluso completamente destruidos”.

Por el momento, el Gobierno de Texas no ha ofrecido cifras sobre el número total de heridos y fallecidos, aunque el gobernador del estado, Greg Abbott, se comprometió en una rueda de prensa a dar esos datos lo antes posible.

Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), en las últimas horas, Harvey se ha debilitado a tormenta tropical al registrar vientos sostenidos de 110 kilómetros por hora.

Lo que más preocupa ahora a las autoridades son las lluvias que podrían causar inundaciones en ciudades como Houston, la cuarta más grande de EE.UU. con una población de dos millones de personas y donde las autoridades temen un desbordamiento de los ríos que atraviesan la urbe.