Hoy se cumple 59 años de la expedición 14 de Junio de 1959; gesta que dio inicio al fin de la tiranía trujillista  

Por Massiel De Jesus jueves 14 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-Hace  hoy, jueves 14 de junio, 59 años que  valientes dominicanos, respaldados por otros solidarios hombres de distintas nacionalidades, arribaron al país por distintas vías, “llenos de patriotismo, enamorados de un puro ideal”.

La República Dominicana recuerda con orgullo y reverencia el 59 aniversario la gesta de Constanza, Maimón y Estero Hondo, del 14 de junio de 1959, en la que ofrendaron sus vidas decenas de dominicanos y de jóvenes procedentes de otros países, que,  “con su sangre noble encendieron la llama augusta de la libertad”.

Liberar del yugo que en ese entonces ya había sometido por 29 años a la República Dominicana la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, una de las más férreas y sanguinarias de la época, era lo único que tenían en mente los integrantes de ese grupo, que habían salido de Cuba unos días antes, sin tener en cuenta que exponían vidas y haciendas.

En esa lucha que concitó la solidaridad de demócratas cubanos, venezolanos, puertorriqueños, españoles, norteamericanos, guatemaltecos, entre otras naciones, tenía como finalidad acabar con el régimen que llenó de terror y luto la familia dominicana.

 Aunque la expedición no pudo concretizar sus planes debido a que fueron exterminados en batalla por las tropas leales a “El Benefactor de la Patria”, unos, y otros murieron posteriormente en las ergástulas del régimen, esta hazaña histórica es considerada como la gesta que dio inicio al fin de la tiranía trujillista (1930-1961).

El hecho

Meses después de que el líder Fidel Castro Ruz obtuvo el poder en Cuba, al frente del movimiento guerrillero contra la dictadura de Fulgencio Batista,  jóvenes dominicanos con diferentes estratos sociales e ideologías exiliados en diferentes países llegaron a la finca Mil Cumbres, en Cuba, para recibir allí entrenamientos militares que les permitiría arribar a República Dominicana y atacar con armas el régimen de Rafael Leónidas Trujillo.

La expedición del 1959 estaba pautada para llegar al país por aire y mar el 14 de junio, pero dos de las embarcaciones facilitadas por cubanos, arribaron a la costa norte unos días después (20 de junio), por un  sabotaje y mal tiempo.

Esas fueron la lancha “Carmen Elsa” que desembarcó por Maimón, comandada por José Horacio Rodríguez y finalmente capitaneada por José Messón, y la  “Tínima” que desembarcó en Estero Hondo, comandada por José Antonio Campos Navarro.

Tanto los expedicionarios de Maimón como los de Estero Hondo, unos 144 hombres, fueron fuertemente atacados por la Marina, con la presencia de un guardacostas, una corbeta de guerra y un barco destructor, además de bombardeos por la Aviación Militar Dominicana.

En tanto la incursión aérea, en sentido general fue exitosa debido a que pudieron efectuarla el domingo 14 de junio, con 54 expedicionarios a bordo del avión C-46 Curtiss, por el aeropuerto militar de Constanza, de acuerdo a datos publicados en el portal del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana.

Esto así porque estos lograron desplazarse hacia las montañas en dos grupos, uno dirigido por Enrique Jiménez Moya, con 33 hombres, que avanzó hacia Tireo, mientras que los otros 20 expedicionarios, avanzaron hacia las montañas de El Botao, bajo la dirección del comandante cubano Delio Gómez Ochoa.

Sin embargo, historiadores resaltan que la mayoría de los expedicionarios, fueron capturados por el régimen de Trujillo y torturados en las cárceles de la época, específicamente en los centros de torturas clandestinos, denominados “La 40” y “El Nueve”.

Las fotografías de aquellos crímenes por parte de los “esbirros” de Trujillo y que hoy se conservan, reflejan a blanco y negro sólo una parte del color del dolor y la sangre derramada por los expedicionarios que fueron capturados, torturados y luego fusilados.

Una de las imágenes que conmocionaron a quienes vivieron esa época y a quienes aún recuerdan aquella hazaña de los expedicionarios de 1959, fue, entre otras, es la del exmilitar José Messón, que vino por Maimón, y quien luego de ser salvajemente torturado en la silla eléctrica fue literalmente despedazado por antiguos compañeros de armas, según documenta el periodista y escritor Juan Deláncer, en su libro “Junio 1959, Desembarco de la Gloria”, (tercera edición).

José Messón.

Esa fotografía ejemplificó el terror impuesto por la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo.

De los expedicionarios de la gesta del 14 de junio de 1959 sólo pudieron sobrevivir seis a las temibles garras del sátrapa, entre estos, cuatro dominicanos: Gonzalo Almonte Pacheco, Francisco Medardo, Mayobanex Vargas y Poncio Pou Saleta, y dos cubanos: Delio Gómez Ochoa y el jovencito Pablito Mirabal.

Todos, excepto el cubano Delio Gómez Ochoa, fallecieron posteriormente. Mayobanex Vargas, el último sobreviviente dominicano, falleció recientemente.

 

Una mirada al día de hoy

Pese a que hoy día, de acuerdo a estudiosos de la historia, la República Dominicana goza de cierta democracia y libertades públicas, todas ellas conquistadas a base de sacrificio por hombres y mujeres de diversas generaciones y en diferentes escenarios, al país aún, aseguran, le falta mucho por mejorar y cambiar.

No obstante, hechos como la gesta del 14 de Junio de 1959 no pueden ser olvidados, pues como reza la popular frase, “un pueblo que no conoce su historia está condenada a repetirla”, cita que se le atribuye al filósofo y ensayista estadounidense de origen español, Jorge Santayana (1863-1952).

Pues aunque hay quienes afirman no era posible una victoria militar de los expedicionarios de Constanza, Maimón y Estero Hondo contra un ejército tan numeroso y bien armado como el de Trujillo, situación que, según se consigna en cartas y otros documentos que se conservan, no era ajena a los expedicionarios.

 Aun así siguieron adelante, logrando sembrar en la conciencia del pueblo dominicana la necesidad de acabar con el régimen de Trujillo, que se materializó dos años después, cuando la noche del 30 de mayo de 1961, otro grupo de valientes dominicanos ajustició a “El Jefe”,  en la avenida George Washington cuando se dirigía a San Cristóbal, supuestamente a encontrarse con una de sus amantes.

Paso al 1J4

Manolo Tavárez Justo

En homenaje a los dominicanos de la “Gesta de Constanza, Maimón y Estero Hondo”, se fundó en República Dominicana, en 1960, y bajo la clandestinidad el Movimiento Revolucionario 14 de Junio, conocido también como Agrupación Política 14 de Junio (14J y 1J4, abreviado).

Este movimiento guerrillero de izquierda creado con la intención de exterminar la dictadura de “El Generalísimo” estuvo liderado por el abogado dominicano Manolo Tavárez Justo, quien fuera esposo de Minerva Mirabal, asesinada el 25 de noviembre de 1960, junto a sus hermanas Patria y María Teresa, y a su chofer, Rufino de la Cruz.

Tavárez Justo fue capturado y fusilado el 21 de diciembre de 1963 en las montañas dominicanas tras fracasar el foco guerrillero que dirigía en la zona las Manaclas, San José de las Matas, en una guerra abierta contra el “Triunvirato”, quienes asumieron el poder tras derrocar al gobierno democrático del profesor Juan Bosch.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar