Holanda y Austria recalcan rechazo mítines ministros turcos en su territorio

Por El Nuevo Diario lunes 6 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS.-Los ministros de Exteriores de Austria, Sebastian Kurz, y de Holanda, Bert Koenders, volvieron hoy a dejar claro su rechazo a que ministros turcos participen en mítines en sus países para hacer campaña en favor de la reforma constitucional destinada a dar al jefe del Estado todo el poder ejecutivo.

A su llegada a un Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), Kurz insistió en que Austria no acepta manifestaciones de campaña de políticos turcos en el país, mientras que Koenders fue más allá y consideró "indeseable" que ministros de Turquía "hagan campaña en Holanda".

"Tenemos la posibilidad también de mítines de campaña en Holanda, pero no creo que sea deseable que ministros que representan al Estado hagan campaña en Holanda", apuntó.

Preguntado por las relaciones de la UE con Ankara, el ministro neerlandés dijo que "obviamente hay mucha agresión verbal que verdaderamente no llego a entender".

"Por supuesto entendemos que haya una campaña en Turquía, puedes pensar lo que quieras del referendo, pero pensamos en mi país que no se deberían exportar asuntos de Turquía a Holanda", subrayó, a la vez que consideró que no es una "buena idea" que acudan a su país ministros turcos para hacer campaña.

A la pregunta de si las autoridades holandesas pueden vetar ese tipo de manifestaciones, Koenders dijo: "Veremos. Creo que en primer lugar es importante decir esto a las autoridades turcas. Por lo demás, tenemos buenas relaciones".

"Pero no es deseable que ministros turcos vengan a Holanda a mítines de campaña, y veremos qué podemos hacer. Lo importante era comunicar esto a Turquía y ahora lo saben", concluyó.

El ayuntamiento de la ciudad alemana de Gaggenau ya canceló el jueves a última hora un mitin en el que iba a participar el ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, argumentando que la inesperada intervención del alto cargo iba a provocar una afluencia de público mayor de la que el local podía acoger.

Un veto que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, calificó de "prácticas nazis".

Por su parte, el ministro belga de Exteriores, Didier Reynders, dijo que su país no ha recibido ninguna petición para organizar ese tipo de eventos, pero en cualquier caso condenó la reacción de Erdogan.

Apple Store Google Play
Continuar