Holanda busca fórmulas legales para impedir la campaña turca en Rotterdam

Por El Nuevo Diario martes 7 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA HAYA.- Las autoridades holandesas buscan una fórmula legal para impedir que los políticos turcos celebren un acto de campaña el próximo 11 de marzo en Rotterdam en favor de la reforma constitucional destinada a dar al jefe del Estado, Recep Tayyip Erdogan, todo el poder ejecutivo.

Turquía utiliza "todo tipo de formas para que la gente vote por un sistema no democrático. Tenemos que decirle: queremos que nuestra gente tenga un futuro en los Países Bajos", advirtió hoy Sybrand Buma, el líder de la formación Llamada Democristiana (CDA), como parte de los llamamientos nacionales a impedir el acto.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Cavusoglu, tiene previsto participar en un encuentro en la ciudad portuaria de Rotterdam, en busca del apoyo de los casi 300.000 turcos con nacionalidad holandesa que tienen derecho a votar el 16 de abril en el referéndum sobre la modificación de la Constitución turca.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, calificó de "indeseable" este acto de campaña, previsto para tan solo cuatro días antes de las elecciones parlamentarias en Holanda.

"No vamos a cooperar. Los espacios públicos holandeses no son lugar para las campañas políticas de otros países", alertó Rutte, en un mensaje en su cuenta de la red social Facebook.

El ultraderechista holandés Geert Wilders, líder en las encuestas de intención de voto para los comicios parlamentarios del próximo 15 de marzo, también exigió la prohibición de la visita.

"No deberían venir aquí e interferir en nuestros problemas internos. Si yo fuera primer ministro declararía a todo el gabinete turco personas no gratas durante los próximos meses y les prohibiría entrar a Holanda, al menos hasta que celebren su referéndum", explicó el populista en rueda de prensa.

Ante las advertencias de los políticos holandeses, el ministro Cavusoglu recordó que los Países Bajos "no puede detenerlo" ni evitar su visita a Rotterdam.

"Vamos donde queremos para cumplir con nuestros ciudadanos. ¿Dónde está la democracia y la libertad de expresión que dice que quiere enseñarnos? ¿Y la libertad de asociación?", lamentó el ministro turco, dirigiéndose a las autoridades holandesas.

El viceprimer ministro holandés, Lodewijk Asscher, dijo que su gabinete estudia posibles medidas legales que impidan que los políticos turcos viajen a los Países Bajos para hacer campaña.

El coordinador nacional de la lucha contra el terrorismo, Dick Schoof, y el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, colaboran con el Gobierno central para evitar el acto previsto para el próximo sábado.

Sin embargo, Rutte tiene pocas opciones legales contra esta visita y todo el peso queda en manos de Aboutaleb, quien puede prohibir el acto de campaña por motivos de orden público en su municipio.

No sería la primera vez que se registran enfrentamientos en este país entre turcos, kurdos, partidarios y detractores de Erdogan, como ya ocurrió durante las semanas posteriores al fallido golpe de Estado en Turquía el pasado verano.

Hoy han aparecido en varias calles del sur de Holanda carteles pidiendo la liberación de Musa Asoglu, un dirigente del grupo ultraizquierdista Partido-Frente de liberación popular Grupo marxista revolucionario (DHKP-C), que fue detenido en Hamburgo (Alemania) el pasado diciembre por "ser miembro de una organización terrorista".

De nacionalidad holandesa, Turquía ofreció 1,2 millones de euros por información que llevara a la captura de Asoglu y Estados Unidos le puso un precio a su cabeza de tres millones de dólares.

Apple Store Google Play
Continuar