¿Hasta tu brutus? el PRM y su apoyo a una marcha contra la impunidad

Por Humberto Salazar viernes 20 de enero, 2017

En una reunión que celebró el Partido Revolucionario Moderno, para coordinar su participación en la denominada ¨marcha contra la impunidad¨ el próximo domingo 22, brillaron por sus ¨sesenteros¨ discursos de barricada los aspirantes a guerrilleros Milagros Ortiz Bosch y Rafael ¨zafa¨ Taveras, a quienes poco les faltó para invitar a sus correligionarios a las ¨escarpadas montañas de Quisqueya¨.

Destacaron en sus palabras, la necesidad de que al que llamaron ¨líder natural¨ de esa agrupación política, Hipólito Mejía, asistiera a la marcha encabezando una jornada a la que denominaron histórica y a la que nadie podía faltar, porque era el inicio de una serie de movilizaciones que debían extenderse por todo el país.

Solo que en ese escenario estaban un grupo de personas, encabezadas por Hipólito, que donde se dice impunidad deberían dejar el claro, porque si nunca fueron como acusados a las barras de un tribunal penal, se debe a la magnanimidad, por llamarlo de algún modo, de los que asumieron el gobierno en el año 2004.

Es que hablamos del gobierno encabezado por Hipólito y Milagros, donde se aceptó ponerle el uniforme de coronel y hacerlo jefe de avanzada, a un individuo que estaba acusado de usar un mecanismo para ¨echarse¨ los premios en los sorteos de la Lotería Nacional, caso que nunca se aclaró y se archivó con la anuencia de del ¨líder natural¨ del PRM, a eso si se llama IMPUNIDAD.

Quizás habría que recordar la respuesta que dio Mejía a los periodistas, cuando ante las acusaciones que se hacían a su director del INDRHI, de que usaba los fondos de esa institución para regalar vehículos, pagar apartamentos, realizar francachelas interminables en restaurantes y centros nocturnos, prácticamente los mató a callar de modo arrogante y prepotente.

Les dijo textualmente: ¨no importa lo que digan de el, ese señor se queda ahí, que digan lo que les de la gana, se queda ahí, lo digo yo, se queda ahí¨, a eso si se llama apoyar públicamente la IMPUNIDAD.

Y ni hablar del uso de una tarjeta de crédito entregada por un banco privado a los jefecitos de la escolta y avanzada de Hipólito, que se hizo famosa porque sirvió para comprar todo tipo de chucherías, incluyendo relojes de lujo y hasta panties para ser negociados, caso que quedó guardado en los archivos del olvido desde que Pepe Goico cantó y dijo que el no iba a caer solo.

Después de esto, no solo fue puesto en libertad de la habitación donde lo tenían en la Secretaría de las Fuerzas Armadas, sino que fue nombrado con su uniforme puesto en la brigada del ejercito que está ubicada en la provincia de San Juan de la Magüana, suponemos que a eso se le llama IMPUNIDAD y COMPLICIDAD.

Quizás también hablamos de IMPUNIDAD en un gobierno como el de Hipólito Mejia, donde quebraron tres de los principales bancos del país y hasta el Banco Central, todo adornado por reuniones donde participaba el mismo presidente de la República, en apartamentos de la Avenida Anacaona donde vivían los dueños de esas instituciones y hasta sus familiares directos.

Podríamos pedir para hablar de IMPUNIDAD sobre los casos de Victor Tió y Bienes Nacionales, que vendió miles de metros a precio de saldo en la Av. Charles de Gaulle y nunca fue castigado por el gobierno de los ahora perremeístas.

O hablar del caso del cónsul dominicano en Puerto Principe, Freddy Peña Martínez, atrapado en la frontera dominico-haitiana con una carga de 43 kilos de cocaína en su vehículo con placa diplomática, caso del que perdió el rastro y como el acusado nunca pagó sus culpas a eso se le debe llamar IMPUNIDAD.

Podríamos hablar de IMPUNIDAD en los casos de Martin Abreu, muerto a balazos en el parqueo de Trio Café; las puñaladas que se llevaron la vida del asesor de informática del gobierno Víctor Susaña o la horrible muerte del inspector de la presidencia Andrés Peña Martínez, quien falleció carbonizado dentro de su vehículo, casos que nunca fueron aclarados y extrañamente eran personas que pertenecían o tenían relación con el circulo de poder que rodeaba al señor Mejía.

Y si quisiéramos describir IMPUNIDAD Y COMPLICIDAD con los delincuentes comunes de la República Dominicana, imaginemos a un Procurador General de la República haciendo payasadas en una gestión desastrosa, que usando su frase favorita de ¨no os desespereis¨, antes de salir de cargo invitó a los presidiarios a una misa en una iglesia, de donde se fueron tranquilamente a sus casas, nos imaginamos que a seguir delinquiendo.

Estamos hablando de los integrantes de un gobierno, como el del PRD hoy PRM, que tienen el récord de mas casos y escándalos públicos de corrupción en la menor cantidad de tiempo de toda la historia de la República Dominicana, mas de 50 casos en solo 48 meses.

Esto incluyen dispendio de fondos públicos, narcotráfico, trafico de personas, venta de visas en consulados, sacos de dinero para pagar un proyecto de reelección de los fondos de bancos quebrados, construcción de casas de veraneo para el mismo presidente en Jarabacoa, reparto de invernaderos pagos con fondos públicos y tantos etcéteras que no cabrían en estas líneas.

Y para que se garantizara la IMPUNIDAD de todos los delincuentes de cuello blanco que participaron en ese gobierno, el hoy presidente del Presidente del PRM y ex-Presidente del Senado en ese gobierno, Andrés Bautista y el Secretario General, Jesús ¨el chu¨ Vasquez, amenazaron con usar la mayoría en el congreso y no aprobar una sola ley al gobierno del PLD en el año 2004, si se actuaba en contra de los corruptos.

La verdad es que algunos políticos dominicanos apuestan a que el olvido será eterno y nadie recordará nunca las barbaridades que han cometido en contra del erario público, en el poco tiempo que por mala suerte han detentado el poder, simplemente hemos hecho un ejercicio de memoria para hacerles saber que algunos no olvidamos todo lo que han hecho para mantenerse IMPUNES.

Comenta