Hallan muerto en cárcel brasileña a narco condenado por asesinar a periodista

Por EFE martes 22 de septiembre, 2020

El Nuevo Diario, Sao Paulo.- El narcotraficante brasileño Elías Pereira da Silva, más conocido como Elías Maluco, condenado por asesinar en 2002 al periodista Tim Lopes, fue encontrado este martes muerto en una cárcel de máxima seguridad del país.

Pereira da Silva era integrante de la banda criminal Comando Vermelho, una de las más poderosas de Brasil, y controlaba el tráfico de drogas en varios complejos de favelas de la zona norte de Río de Janeiro, de acuerdo con las autoridades.

Su cuerpo sin vida fue hallado en la tarde de este martes en el interior de la cárcel federal de Catanduvas, en el estado de Paraná, sur de Brasil y fronterizo con Argentina y Paraguay, según informó el Departamento Penitenciario Nacional en un comunicado.

La entidad no esclareció si el fallecimiento se produjo por causas naturales o si fue un asesinato y apenas señaló que el sitio fue “preservado” hasta la llegada de los peritos de la Policía Federal.

Elías Maluco llevaba preso desde 2002 acusado de diversos crímenes, como homicidio, narcotráfico y blanqueo de capitales.

En 2005 fue condenado a 28 años y seis meses de prisión por el asesinato tres años antes de Tim Lopes, periodista de la televisión Globo, mientras este realizaba un reportaje sobre abuso de menores en un baile funk de la favela carioca de Vila Cruzeiro.

El cadáver de Lopes, al que le segaron la vida con 51 años, fue encontrado días después descuartizado y carbonizado.

Otras seis personas fueron condenadas a penas de prisión por su participación en ese brutal crimen.

Algunos de ellos confesaron en el juicio que quemaron vivo a Lopes en una pila de neumáticos y con gasolina, un modo de tortura utilizado por narcotraficantes de Río en otras ocasiones.

El sistema penitenciario brasileño es considerado por organizaciones internacionales como uno de los “peores” y “más inhumanos” del mundo por causa del alto hacinamiento, las rebeliones constantes, las pésimas condiciones de internamiento y el poder de las bandas criminales que operan desde el interior de los penales.

En los últimos años, Comando Vermelho, que tiene su origen en Río de Janeiro, mantiene una sangrienta disputa con el Primer Comando de la Capital (PCC), la facción criminal más poderosa de Brasil surgida en la década de 1990 en Sao Paulo, por el control de las principales rutas del narcotráfico en el país.

Apple Store Google Play
Continuar