Hallan más de 4,100 fosas comunes en Burundi por conflictos desde 1885 a 2008

Por EFE martes 14 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, NAIROBI.- Un total de 4,160 fosas comunes han sido halladas en Burundi por conflictos interétnicos ocurridos entre 1885 (cuando el país pasó a ser colonia de Alemania primero y después de Bélgica) y 2008 (cinco años después del fin de la guerra civil), informó hoy la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

De momento, la CVR ha contabilizado e identificado a 142.505 personas enterradas en fosas comunes como resultado de declaraciones de testigos, cómplices y presuntos autores de actos violentos, afirmó el presidente de esa entidad, Pierre Claver Ndayicariye, al presentar un informe ante el Parlamento en Buyumbura.

Ndayicariye explicó que las antiguas potencias coloniales, Bélgica y Alemania, acordaron colaborar con la CVR en la búsqueda de la verdad, según informaron los medios locales.

Con respecto a la labor de reconciliación, el responsable de la Comisión dijo que aún queda un largo camino por recorrer. “Todavía estamos al principio. Todavía hay fases de trabajo por explorar”, subrayó.

El mandato inicial de la CVR, creada en mayo de 2014, era investigar los conflictos interétnicos que sacudieron al pequeño país africano desde la independencia de Bélgica el 1 de julio de 1962 hasta la firma de un alto el fuego con el último grupo rebelde el 4 de diciembre de 2008.

Sin embargo, una nueva ley aprobada por el Parlamento de Burundi en octubre de 2018 prolongó el mandato de la Comisión de Verdad y Reconciliación por cuatro años para cubrir también el período colonial desde 1885.

Uno de los episodios más oscuros de la historia burundesa investigados por la CVR es la guerra civil (1993-2005), resultado de la histórica división entre la minoritaria etnia tutsi (apoyada por las potencias coloniales) y la mayoritaria y marginada etnia hutu.

El detonante fue el asesinato de Melchior Ndadaye, primer presidente hutu electo del país, en octubre de 1993, lo que desencadenó una guerra civil entre el Ejército, dominado por los tutsis, y diversos grupos rebeldes hutus.

La contienda, en la que ambos bandos hicieron uso de niños soldado, causó unos 300.000 muertos.

 

Anuncios