Haitianos: una espada de Damocles

Por Margie Jover Rizik Sábado 12 de Agosto, 2017

(Esta columna la escribí y fue publicada el 8 de agosto del año 2016…Hoy la repito porque no ha perdido actualidad).

“Estancados en su error, los haitianos piensan que este lado les pertenece, y como ven que somos gente decentes y pacíficos, mansos vecinos que nunca en la historia les hemos invadido, creen que pueden venir aquí a hacer y deshacer”. (Rafael L. Trujillo M.).

*

“La invasión territorial haitiana es organizada y programada para reemplazar a la población dominicana. República Dominicana no tiene la capacidad para asimilarlos a todos. El resultado será un conflicto racial sin precedentes cuando los dominicanos vean su realidad”. (Marine Le Pen, excandidata presidencial y presidente del Frente Nacional de Francia).

*

Luego de las advertencias de Trujillo y de Le Pen, expongo un magnífico ejemplo a seguir, cambiando las palabras “Rusia y rusos” por “dominicanos”, y “musulmanes” por “haitianos”: Mensaje del presidente Vladimir Putin en el Parlamento ruso en agosto 2013: “¡En Rusia vivid como rusos! Cualquier minoría de cualquier parte que quiera vivir en Rusia, trabajar y comer en Rusia, debe hablar ruso y debe respetar las leyes rusas. Si ellos prefieren la Ley Sharia y vivir una vida de musulmanes les aconsejamos que se vayan a aquellos lugares donde esa sea la ley del Estado. Rusia no necesita minorías musulmanas, esas minorías necesitan a Rusia, y no les garantizamos privilegios especiales ni tratamos de cambiar nuestras leyes adaptándolas a sus deseos.  No importa lo alto que exclamen ´discriminación´, no toleraremos faltas de respeto hacia nuestra cultura rusa. Debemos aprender mucho de los suicidios de América, Inglaterra, Holanda y Francia si queremos sobrevivir como nación. Los musulmanes están venciendo en esos países y no lo lograrán en Rusia. Las tradiciones y costumbres rusas no son compatibles con la falta de cultura y formas primitivas de la Ley Sharia y los musulmanes. Cuando este honorable cuerpo legislativo piense crear nuevas leyes, deberá tener primero en mente el interés nacional ruso, observando que las minorías musulmanas no son rusas.”

*

No olvidemos nunca que independizarnos de Haití costó la vida a miles de dominicanos…Quien no aprende de los errores está condenado al fracaso…¡Los haitianos constituyen una espada de Damocles para la patria de Duarte, Sánchez, Mella y muchos otros héroes…Confiemos en que las autoridades de nuestro gobierno no caigan en el servilismo del adulador Damocles..¡¡para que la espada no caiga sobre nuestras cabezas!!