¡Haití sí, pero no como cortina de humo!

Por Pedro Rene lunes 8 de noviembre, 2021

Es Innegable que las medidas restrictivas que ha tomado el gobierno, algún efecto tendrán. Por lo menos las autoridades haitianas que se han acostumbrado a ponernos de relajo, ahora sentirán un poco de presión, porque ya tienen el agua en el cuello, y si el único país que se ha mostrado solidario con ellos, les quita el apoyo, pues terminarán de joderse. La República Dominicana debe seguir apoyando a Haití en la medida de sus posibilidades, esto hasta que ocurra un movimiento telúrico que permita la división de la isla o en su defecto por los siglos de los siglos (que es lo más probable). Uno seria mezquino al no felicitar las medidas tomadas por el gobierno con relación a Haití.

En tal sentido , la solución a la problemática haitiana jamás la podrá cargar este lado de la isla, sino que tiene que producirse bajo la participación y el compromiso de la comunidad internacional (Estados Unidos, Canadá y Francia) y las propias autoridades haitianas , que son, los unos y los otros, los verdaderos culpables de la desgracia de los haitianos.

Por lo tanto, la solución del vecino pueblo haitiano no debe esperar más, ya que la situación, no sólo ha tocado fondo si no que está debajo del fondo. De inmediato, se debe fumigar a  las bandas criminales que tienen a Haití en zozobra, y garantizar una seguridad ciudadana medianamente aceptable. Así como Haití, la República Dominicana tiene sus propios problemas, los cuales no se puede pretender ocultarlos usando a Haití como cortina de humo o como distracción, para desviar la atención de la gente de los problemas que padecen los dominicanos.

Los dominicanos no pueden olvidar que pagan casi 300 pesos por galón de gasolina; no pueden olvidar que la canasta básica está por las nubes; no pueden olvidar la inseguridad ciudadana y la delincuencia; no pueden olvidar que la República Dominicana es el tercer país donde más ha aumentado la inflación en toda Latinoamérica; no pueden olvidar las calamidades que pasa gran parte de los dominicanos para liquidar las deudas de fin de mes; no pueden olvidar los apagones. En fin, pudiera seguir mencionado cosas que los dominicanos no podemos olvidar, aunque por un momento la situación de Haití y el manejo que le da nuestro gobierno, pudiera desenfocarnos de nuestra propia y cruda realidad.

“Concordia, solidaridad y ayuda mutua son los medios más importantes que permiten a los seres humanos sobrevivir.” Christian Lous Lange

 

 Por: Pedro René Almonte Mejía  

Comenta