Haití reconoce falta de medios para ayudar a sus compatriotas en Bahamas

Por EFE viernes 20 de septiembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, SAN JUAN.- El diplomático haitiano Dorval Darlier reconoció este viernes que su país no dispone de los medios financieros necesarios para ayudar a sus compatriotas que sufrieron los efectos del huracán Dorian en las Ábaco, en el noroeste de Bahamas.

Darlier señaló en declaraciones a medios locales que la ayuda no podrá prestarse a los haitianos que quedaron sin hogar por los efectos de Dorian debido a que el Gobierno no está operativo ni en condiciones de ofrecer apoyo financiero.

“Haití no tiene un Gobierno en funciones, su Parlamento no está en periodo de sesiones y no tiene presupuesto”, destacó Darlier.

Agregó que si bien está de acuerdo con la prohibición del Gobierno de Bahamas de no permitir el levantamiento de nuevas edificaciones en los cuatro asentamientos irregulares más importantes de Ábaco, esta situación provoca incertidumbre entre los haitianos que habitaban en el área.

La orden, que será válida por al menos 6 meses, establece que “ninguna persona edificará con el propósito de residir o llevar a cabo cualquier actividad comercial” en las áreas identificadas.

El Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente de Bahamas informó en un comunicado que la orden puede extenderse si es necesario y añade que el propósito es facilitar los trabajos de recuperación y la eliminación de los escombros asociados al huracán Dorian.

“No estoy en condiciones de decirles que regresen o que se queden. Depende de ellos y la posición en la que se encuentran”, dijo en relación a sus compatriotas.

Sobre si su Gobierno planeaba ayudar a los inmigrantes indocumentados y los de ascendencia haitiana que viven en Bahamas, Darlier dijo que se estudia qué hacer.

“Estamos esperando al Parlamento. Es por eso que estamos paralizados”, indicó.

Darlier reconoció que los desplazados haitianos en Bahamas dependen de la ayuda del Gobierno de ese país.

“Sé que el Gobierno de las Bahamas es muy compasivo con el pueblo haitiano y todavía esperamos ver la mejor forma en que pueden ayudarnos”, subrayó.

Antes de que el huracán Dorian azotara las Ábaco, unos 1.000 hogares haitianos con cerca de 3.500 personas habían sido construidos allí de forma irregular.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, dijo hoy que las edificaciones de haitianos en las Ábaco no cumplían con los códigos de seguridad ni tenían permiso alguno.

Darlier hizo un llamamiento al Gobierno de Nassau para que otorgue asilo temporal a los inmigrantes indocumentados afectados por el huracán Dorian.

En diciembre pasado, el responsable del Grupo de Acción Shanty Town, el senador Dion Foulkes, dijo que la mayoría de los habitantes de las áreas de viviendas precarias en las Ábaco tienen un estatus legal que les permite residir en el archipiélago atlántico.

El huracán Dorian provocó a su paso por Bahamas daños por valor de 7.000 millones de dólares y unas 1.300 personas están dadas por desaparecidas mientras que 52 murieron, según cifras preliminares de las autoridades del archipiélago atlántico.

Anuncios