Haití adopta medidas para tratar de paliar crisis económica

Por EFE miércoles 6 de febrero, 2019

EL NUEVO DIARIO, PUERTO PRÍNCIPE.- El Gobierno de Haití adoptó una serie de medidas para intentar paliar la crisis económica que afecta al empobrecido país, que aún no ha aprobado el presupuesto para este año.

Durante una reunión anoche del Consejo Especial de Ministros, el Gobierno declaró una urgencia económica, que implica reducir el costo de los bienes de primera necesidad, incrementar el acceso al crédito de las pequeñas empresas, ayudas para el sector agrícola, el relanzamiento de la actividad económica y el reforzamiento de los programas sociales.

El plan adoptado por el Gobierno también incluye otras medidas para reducir el gasto, entre ellas, la prohibición de comprar o alquilar más vehículos para el Estado, mientras que los titulares de carteras, secretarios de Estado y directores generales no podrán viajar sin la autorización del jefe de Gobierno.

Al hacer el anuncio, el primer ministro de Haití, Jean Henry Ceant, apuntó que la situación por la que atraviesa el país caribeño “nos llama a tomar medidas de urgencia”.

“Vamos a cortar los beneficios no necesarios para responder a las urgencias del momento”, subrayó.

Haití, el país más pobre de América, aún no ha aprobado el presupuesto para este año, el cual fue rechazado el pasado mes por la Cámara de Diputados tras argumentar que ese no satisface a la cámara, por lo que instó al Ejecutivo a presentar una propuesta que represente “las necesidades actuales”.

El proyecto de presupuesto para este año es de 132.000 millones de gourdes (1.650 millones de dólares).

La situación de la nación se ha agravado este año por una fuerte depreciación del gourde y por la crisis de electricidad derivada de la escasez de gasolina, tras un 2018 marcado por serias dificultades en lo político, económico y social, agudizadas por las protestas callejeras en contra de la corrupción y la impunidad.

A principios de julio de 2018 se produjeron en Haití violentos disturbios que causaron varios muertos, luego de que el Gobierno anuncia fuertes incrementos en el precio de los combustibles.

La crisis causó la dimisión del entonces primer ministro Jack Guy Lafontant, quien fue sustituido por Jean Henry Ceant.

El pasado 14 de enero, durante sus respectivas intervenciones ante la Asamblea Nacional, para rendir cuentas de sus actuaciones al frente del Gobierno, Moise y Ceant llamaron al diálogo y a la unidad del país, el más pobre de América.

“El año pasado fue difícil, pero este año podemos trabajar juntos y dialogar para encontrar la manera de trabajar todos para el bien del país. Tenemos diferencias, pero tenemos un interés común que es Haití”, dijo el jefe de Estado ante senadores y diputados.

Moise cumple mañana dos años en el Poder, un día en el que la oposición ha convocado manifestaciones en contra del Gobierno.

Anuncios