¿Habrá que pedir excusas públicas a Danilo Medina?

Por Alfredo de la Cruz

Hace unos días la fiscal Mirna Ortiz, coordinadora de Litigación de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) reveló que dentro de las investigaciones que ha realizado el Ministerio Público no se han encontrado elementos que conlleven a una acusación contra el expresidente de la República Danilo Medina.

En correspondencia con la investigación que se le sigue por los alegados casos de corrupción ocurridos durante sus mandatos presidenciales (2012-2016 y 2016-2020).

Este es un asunto muy importante y podría explicar la razon por la cual en la población se percibía como que Danilo actuaba en claro desafío a la autoridad. Lo que también podría explicar su cuestionamiento al gobierno del presidente Luis Abinader y su colocación en modo campaña, de lo cual el estaría en su legítimo derecho.

Sin embargo, a partir de estas declaraciones de una integrante importante del Ministerio Publico, entonces el gobierno de Luis Abinader y el PRM deben iniciar un proceso de revisión o de replanteamiento de algunas de sus actuaciones anteriores. Si, porque de acuerdo con la narrativa oficialista el entramado danilista-peledeistas acabó con todo.

Que pandemia y el danilato no habían dejado un solo centavo y por eso era necesario antes la caída de las recaudaciones fiscales y la falta de previsión presupuestaria recurrir a los empréstitos internacionales. Es más, desde la campaña triunfal que orquestó el PRM, quedó claro el desfalco a que el danilato y el PLD habían sometido al Estado dominicano. Un relato que la sociedad dominicana compró sin regateos.

Incluso el primer año de esta administración funcionarios partidarios y funcionarios del gobierno, entre ellos connotados ministros hicieron media tours denunciando aquellos terribles hallazgos salpicados de corrupción. Recibiendo el respaldo solidario de la sociedad dominicana.

Sobre todo, cuando se empezaron a instrumentar expedientes acusatorios y arrestar a los imputados bajo el estandarte de una justicia independiente que insuflaba esperanzas de nuevo, en un pueblo que ya desde mucho antes la había perdido. En todos esos expedientes aparecía decenas de veces el nombre de Danilo Medina.

Si hoy la justicia sigue siendo independiente como quedó establecido desde los inicios de este gobierno y esa misma justicia dice ahora que no hay elementos probatorios para someter a Danilo Medina a los tribunales, pues entonces Danilo Medina es inocente y ha sido una víctima del sistema.

Donde, partiendo de ese razonamiento ha sido difamado, injuriado, y hasta perseguido. Porque entonces, las quejas del Gordo Mariotti y del mismo Danilo Medina de persecución política en su contra pasarían a ser ciertas. Porque es ese mismo ministerio publico independiente el que lo está validando.

¿Es cierto o es falso esto? Bueno por las declaraciones de la fiscal Mirna Ortiz entonces lo seria. Por lo que el Gobierno del PRM y la sociedad dominicana en su conjunto, desde esa perspectiva, deberíamos pedir entonces disculpas públicas a Danilo Medina.

Porque ese mismo ministerio público en cada uno de los expedientes referidos, menciona al Ungido y este nunca, al menos públicamente, ha sido citado a declarar y si la justicia es independiente, aun el haya sido un presidente de la república, había que haberlo llamado a declarar por algunas de esas menciones en los expedientes, con pruebas y sin pruebas ¿No que la ley es igual para todos y nadie está por encima de la ley? ¿No que el ministerio público es independiente?

La memoria histórica recuerda que tras su primer periodo presidencial Leonel Fernández (1996-2000). El 25 de enero del 2001, fue interrogado sobre el PEME durante 5 horas por la jueza Esther Agelán Casasnovas, en calidad de testigo. Para quien el 6 de junio se dictó un no ha lugar. Pero no se acabó el mundo. ¿Entonces de que va la justicia independiente?

Nosotros creemos en Miriam German y su equipo que conforman en primera línea los chicos maravillas: Yeni Berenice y Wilson Camacho. Yo creo en ellos y siento en ellos un compromiso histórico y hasta generacional.

Pero cuando vemos acciones como esa que da origen a esta reflexión se manda un mensaje muy desafortunado a la sociedad. Pues automáticamente todo mundo piensa que hay injerencias, ya sea desde el Poder Ejecutivo o desde el empresariado.

¿O acaso no serán esas declaraciones de la fiscal Mirna Ortiz el primer paso público para refrendar un potencial acuerdo desde el PRM con el PLD de Danilo Medina creando el compás de espera para su absolución legal?

Presidente Abinader, la justicia independiente que nosotros hemos dado en llamar NO PARTIDISTA, es su principal basa de gobierno, si usted la deja caer será muy difícil la gobernabilidad del país y más aún vender un proyecto reeleccionista al que se le estaría sumando un nuevo escollo, está a tiempo presidente de establecer los correctivos.

Por Alfredo De la Cruz

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar