Hablemos de la cultura en nuestro país

Por Jacoba Hasbun lunes 23 de enero, 2023

“Cultura es lo que queda después de haber olvidado lo que se aprendió.”
André Maurois

 

¿Qué papel representa la cultura de un país?  ¿Incide la cultura en el desarrollo conductual, social y económico de una nación para que las personas alcancen un nivel de vida acorde a sus condiciones? Ante estas interrogantes, no hay dudas de que en el ámbito económico la cultura logra incidir para ser creativos, innovadores, emprendedores, en el ámbito social y conductual influye en las relaciones sociales de forma inevitable, puesto que hablar de cultura es referimos a todo lo que nos identifica y a todo lo que nos permite elegir, expresarnos o crear.  ¿Cuál es entonces el papel de la cultura en el desarrollo de nuestra sociedad? Esa es la pregunta que nos interesa.    Nuestras raíces culturales determinan nuestras creencias, tradiciones, formas de actuar y por tal motivo podemos decir que la cultura se hace, el ser humano no nace con cultura, la cultura se aprende y por consiguiente es modificable y contribuye al desarrollo, ya que influencia a la persona para que adopte determinadas actitudes y costumbres en su vida diaria.

¿La complicación en este planteamiento estriba en cómo podemos transformar la cultura de nuestro país? ¿Se puede cambiar la cultura por medio del arte?  ¿Es la cultura un medio para transformar a la sociedad? las políticas culturales deben ser entendidas como las respuestas que el Estado debe brindar a las diferentes situaciones o problemas que enfrenta la población y de su creación e implementación dependerá que se alcancen los objetivos. En junio del año 2000 se promulgó la Ley 41-00 que crea la secretaria de Estado de Cultura y con ello, al menos en teoría, la cultura dejó de ser un subsector para ascender en la estructura organizacional y presupuestaria. Según los postulados de la referida le ley, cito, “El Estado procurara la más amplia difusión de la ciencia y la cultura, facilitando de manera adecuada que todas las personas se beneficien con los resultados del progreso científico y moral¨. Naturalmente que esto implica, promover y difundir las expresiones artísticas y culturales del país, impulsar la educación y la investigación artística y cultural, dotar a la infraestructura cultural de espacios y servicios dignos, preservar, promover y difundir el patrimonio y la diversidad cultural y finalmente, posibilitar el acceso universal a la cultura aprovechando los recursos de la tecnología digital. Sin embargo, a casi 23 años cumplidos desde su constitución, el Ministerio de Cultura no termina de ordenar su operación administrativa y aún está muy lejos de orientar las acciones de los organismos e instituciones del sector. Del planteamiento que se le a la cultura dependerá un alto porcentaje de nuestro crecimiento, es una lástima que la mano de la política en el nombramiento de directivos y administradores a menudo pasa por alto la idoneidad de los designados.

La necesaria reconstrucción del patrimonio y la infraestructura cultural, no es tan solo revalorizar nuestros monumentos históricos, es que el dominicano conozca su historia, no solo es promocionar nuestra gastronomía sino conocer sus raíces y su evolución, no es solo impulsar nuestra música típica sino conocer la historia implícita reflejada en ella, es decir, nuestros problemas sociales, intereses, valores, anécdotas, leyendas, etc,  no es solo disponer recursos a programas específicos que terminan siendo parte de un folklor sin ninguna trascendencia, sino que es necesario crear las bases que le dan sostenibilidad a esas expresiones culturales. La cultura puede ser la única vía para reorientar el camino de los recursos que nos conducirán a la transformación social y económica de la población. Para llegar a convertir la cultura en uno de los pilares fundamentales del desarrollo, lo primero es que no se puede partir solo de acciones de apoyo económico a las bellas artes o al arte popular, se debe establecer y profundizar en cuál es nuestra identidad cultural. ¿Quiénes somos? ¿Cuáles son nuestras raíces? ¿Existe una cultura o nos desenvolvemos en medio de diferentes culturas?  Después de estas interrogantes podemos pensar en las políticas culturales y que estas no sean solo incidir en las relativas a la educación, la ciencia, la comunicación, la salud, el medio ambiente y el turismo, sino a otros aspectos más amplios como avivar las capacidades y fomentar la creatividad, la innovación y el emprendimiento como vía importante para ser competitivos como país, como trabajadores, como industrias.

El tema cultura es muy amplio, con una serie de aristas que nos obliga a reflexionar sobre si hemos puesto de relieve la importancia de la cultura en el proceso de la toma de decisiones.   Este es un punto importante para cuestionarnos ¿vamos por el camino correcto?  Cuando se tiene un marco conceptual de lo que significa valorizar la cultura de un país, nos daremos cuenta que es posible transformar la sociedad en que vivimos hacia una de mayor valor, por ejemplo, el fomento cultural es una medida efectiva para prevenir la delincuencia, se pueden hacer muchas acciones y alianzas con otras instancias del Estado para impulsar el programa de prevención de la violencia y para que muchos tengan la oportunidad de desarrollarse por medio del arte y la cultura.  Una de esas acciones es destinar recursos del ministerio de educación como apoyo al fomento de la cultura, o bien sea bajo la protección o ayuda dispensadas por el mecenazgo empresarial y que esas donaciones privadas tengan beneficios fiscales, lo importante es tener claro lo que tenemos que hacer y luego canalizar los recursos necesarios para impulsarla.

Como punto de partida  sería una excelente iniciativa  volver a instaurar en todos los pueblos los liceos musicales donde los jóvenes puedan estudiar de manera gratuita todos los instrumentos musicales,  por igual la creación de  orquestas filarmónicas juveniles en todas las provincias, bandas municipales, coros de voces blancas y de jóvenes, eso es una dinámica que abre nuevas plazas para profesores y activa la economía porque los integrantes de esos coros y orquestas aprenderán un oficio que les permitirá desarrollarse y generar sus propios recursos,  nadie ignora el auge de nuestra música y el potencial de los músicos en el plano local e internacional.  Por igual sabiendo que la cultura permite desarrollar además del intelecto el espíritu deben incluirse en los programas de educación cursos de apreciación musical, que  les permita a los estudiantes conocer quiénes fueron los grandes genios de la música clásica y sus mejores obras, de modo que cuando el alumno termine su nivel básico pueda valorar la música clásica y pueda identificar los instrumentos que componen una orquesta sinfónica y reconocer el sonido que aporta cada instrumento a la pieza musical. Este punto es sumamente importante para que al refinar su gusto musical pueda alejarlos de su preferencia por la música urbana, que, aunque es el reflejo de la desigualdad social, tienen una alta influencia negativa, puesto son un instrumento de manipulación que produce en los oyentes diversas consecuencias pudiendo perturbar su comportamiento y trasladar a un ser humano a ciertos tipos de conductas no deseadas. No hay dudas de que este género musical con su lenguaje insolente y barrial está siendo objeto de la transculturación y la alteración de los valores tradicionales de la sociedad.

Si se le pregunta a un estudiante sobre cuales culturas conforman la idiosincrasia de la cultura dominicana O sobre ¿cuáles son las influencias de los instrumentos musicales de nuestra música típica?, ¿sabrían responder? ¿Conocen que la influencia europea viene a estar representada por el acordeón, la africana por la tambora y la taína o aborigen por la güira? ¿Conocen lo que es la Salve y que instrumentos usa? ¿Conocen que estos son ceremoniales que se usan en peregrinaciones y festividades dedicadas a los santos? ¿Saben lo que son los Palos o Atabales y cuál es la procedencia, cuales instrumentos usa? ¿Se sabe que Cuba, Brasil y Haití comparten con nosotros el panteón de deidades de otras tradiciones afroamericana? Estoy mas que segura que salvo pocas excepciones ningún estudiante sabría responder y conocer que los Palos son la manifestación folklórica y cultural más importante de la República Dominicana, porque es la única que se celebra en toda la geografía nacional y que se tocan en todo tipo de manifestaciones festivas, religiosas y ceremoniales.

En ese orden si logramos crear un programa para que artistas de diferentes ramas música, danza, literatura, teatro, entre otras, sean integrados como docentes en los planes de educación nacional, estaremos estimulando la conciencia pública sobre la importancia del arte y  de nuestra identidad cultural, lo cual es una manera de crear los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan una sociedad o un grupo social, lo cual engloba además de las artes y las letras los modos de vida, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.  Otro elemento que puede ser un detonante del desarrollo económico y social es cuando se integra elementos de la cultura local con el sector turístico, de esa manera promovemos los productos, servicios, creencias, costumbres, folklor, tradiciones y cuando se logra invitar a miembros de la comunidad para que ofrezcan ellos mismos las actividades culturales a los huéspedes, estaríamos contribuyendo a la conservación de las tradiciones y a que el turista se lleve un trozo de nuestra cultura. Otra actividad que puede impulsar nuestra transformación son las escuelas de pintura y de artesanías en todos los pueblos, cuyas producciones de común acuerdos con el sector turístico pueden ser exhibidas y promovidas en los hoteles, al igual que hacia el público en general.

Un aspecto de gran impacto en la difusión de la cultura es promover la creación literaria en estudiantes, administrativos,  adultos,  docentes de colegios, personal de las instituciones de educación superior públicas y privadas de todo el país,  a través de concursos de literatura cuyas bases estén contenidas en una página WEB, donde puedan tener acceso  a toda la información sin ninguna intermediación  y donde también los interesados puedan tener acceso a los talleres de como escribir un cuento y de cómo escribir un ensayo, esto es una vía significativa para fortalecer y potenciar las competencias comunicativas y ciudadanas de los habitantes del territorio nacional. Lo ideal es que, dentro del marco del Plan Nacional de Desarrollo, se inserte un programa en todo el territorio de Lectura y Escritura con el propósito de promoverlas como prácticas socioculturales que favorecen las capacidades comunicacionales de niñas, niños y jóvenes del país.

Para llevar a cabo esto es necesario el compromiso de las escuelas publicas y colegios privados de promover la lectura y convertirla en  una asignatura primordial, y donde se pueda analizar el contenido de los libros escogidos, preparar las sinopsis, conocer a los autores e incentivar el intercambio de opiniones, e impresiones entre los estudiantes y profesores, de ser esto posible a parte de incentivar la lectura, los estudiantes al salir del nivel básico ya tienen en su haber una cantidad de libros leídos y por ende un cumulo de saber que complementaran sus conocimientos académicos, a la vez le permitirá desarrollar el hábito de lectura y extender las habilidades cognitivas, intelectuales, propiciar el pensamiento crítico, evaluar la compresión de los contenidos impartidos y formar seres humanos libres de pensamiento y opinión. Un niño o un joven puede olvidar hacer raíz cuadrada o despejar una incógnita, lo que nunca olvidará es el impacto que deja la lectura en sus vidas, todos somos capaces de recordar esos primeros momentos de lectura y quienes estaban a nuestro lado, debido a que la lectura es capaz de marcarnos en influenciar en nuestra forma de ser de por vida. Continuando en ese orden es sumamente importante crear en todas las comunidades las llamadas casas de la Cultura, con la finalidad de fortalecer la recuperación de la memoria histórica y el estímulo a la creatividad artística, y buscar por medio de estas fortalecer y fomentar el trabajo cultural para las nuevas generaciones  y goce de las distintas manifestaciones artísticas, comprometidas con la creatividad y la identidad cultural, así como que sean estos  los espacios para que para los artistas y escritores locales puedan difundir sus obras.

Es muy lamentable que la cultura este agonizando, la poesía, la novela y el teatro  están casi erradicados, la única forma creativa que aún perdura son  algunos guiones cinematográficos,  hay una pobreza cultural colectiva, reflejada en los gustos y preferencias de la sociedad, ya en las salas de espera nadie carga con un libro bajo el brazo, nuestras costumbres se ha transformado y nuestra identidad cultural se haya soterrada  sustituida por la civilización  del espectáculo, dice Mario Vargas Llosa en su libro homónimo que ´´la cultura  está en nuestros días a punto de desaparecer. Y acaso haya desaparecido ya, discretamente vaciada de su contenido y éste reemplazado por otro, que desnaturaliza el que tuvo´´. Jean Baudrillard, el famoso experto en hiperrealidad del siglo XX afirmó: ¨El escándalo, en nuestros días, no consiste en atentar contra los valores morales, sino contra el principio de realidad¨.  Concluyo este articulo diciendo que el desarrollo de la tecnología audiovisual y la revolución de las comunicaciones en nuestros días, aun a pesar de todos los beneficios que han representado para la humanidad, nos ha traído consecuencias inesperadas, entre estas la banalización de la cultura, la generalización de la frivolidad y, en el campo de la información un predominio del periodismo irresponsable de la chismografía y el escándalo, esta postmodernidad  lamentablemente ha cercenado nuestra facultad humana de discernir entre la verdad y la mentira, la historia y la ficción, estamos atrapados en una maraña mediática convirtiéndonos en autómatas sin juicios propios y privados del conocimiento, presos de una anestesia enajenante.. ¡Despertemos!

 

Por Jacoba Hasbún

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar